Jueves, 15 de Noviembre de 2018

El PAR ha solicitado hoy, mediante una proposición no de ley en las Cortes, la creación, en el plazo de un año, de un Plan Aragonés de Ciberseguridad para minimizar los cerca de 1.200 incidentes en esta materia que se producen cada día en la comunidad, donde son atacados más de 50 dispositivos electrónicos cada hora.

El diputado del PAR Jesús Guerrero ha explicado en rueda de prensa en las Cortes esta propuesta que buscar evitar en Aragón problemas de ciberespionaje, ciberterrorismo y ciberdelincuencia, una vez conocidos los datos del Instituto Nacional de Ciberseguridad de España (Incibe).

Se trata, ha dicho Guerrero, de ataques a la actividad diaria en internet que se realiza tanto en los hogares, como en las empresas y administraciones públicas y que pueden afectar a transacciones bancarias o información de datos.

Ha apuntado, además que de 2015 a 2016 estos ataques aumentaron un 40 por ciento y un 50 por ciento entre el pasado año y el actual, por lo que ha urgido la creación de este Plan Aragonés de Ciberseguridad, siempre dentro de la Estrategia de Ciberseguridad Nacional, en el plazo de un año.

Reclama además, mediante esta propuesta, la creación de un programa de concienciación y sensibilización destinado a las administraciones públicas, empresas y ciudadanía en general para el uso responsable de internet, así como de un organismo asesor complementario entre el Gobierno de Aragón y el Estado para alcanzar un funcionamiento “coordinado y eficiente”.

El diputado del PAR ha explicado que dentro del territorio aragonés las principales alertas del Incibe se concentran en la ciudad de Zaragoza, con un 75 por ciento de los incidentes registrados; cerca de un 10 por ciento en Huesca y de un 5 por ciento en Teruel.

Tras las capitales de provincia son Barbastro, Belchite y Monzón las poblaciones más que afectadas por los ciberataques.