Sabado, 20 de Octubre de 2018

Durante esta semana se están celebrando distintos actos sobre el día internacional de la prevención del suicidio. Una realidad invisible que deja en nuestra comunidad cifras que deberían de llamar la atención a la sociedad, para buscar soluciones. Al menos, así lo entiende la ONG ‘Teléfono de la Esperanza’.

Desde la organización sin animo de lucro, reconocen que se debe “romper el silencio” ante la falta de conocimiento por parte de la sociedad. En Aragón, según detallan, hay un suicidio cada tres días. Es decir, alrededor de 120 personas al año. Un dato que se suma a las 10 personas que intentan a diario suicidarse en nuestra comunidad.

Los últimos datos conocidos, publicados el Instituto Nacional de Estadística, un total de 91 hombres y 25 mujeres fallecieron por suicidio en Aragón en 2014. Desde el año 2000 han fallecido por suicidio 1.500 aragoneses (1.132 varones y 368 mujeres).


Publicidad


Con estas cifras la comunidad aragonesa se encuentra en uno de los peores escenarios. Aragón es una de los territorios con las tasas de suicidio más altas de España, tan sólo por detrás de Galicia y Asturias. “La mayoría de las llamadas hacen referencia a la soledad, y a los problemas con adolescentes”, explica el presidente del Teléfono de la Esperanza, Alberto Hernández Díaz.

Otro de los datos más destacados, según el doctor zaragozano Vicente Rubio -en una entrevista en El Periódico-, las tentativas de suicidio se dan cuatro veces más en las mujeres que en los hombres, pero los consumados son el triple en ellos que en ellas. En la mujer, según explican distintos expertos, el suicidio es fundamentalmente a través de la medicación mientras que en el hombre es a través de las armas o el ahorcamiento.

UNA CAMPAÑA DE SENSIBILIZACIÓN

Con el lema ‘Rompe el Silencio’, se ha iniciado una campaña de sensibilización que en Zaragoza contará con una charla-coloquio, en el día de hoy, a las 19.00, en el Centro Cívico Universidad, en la que participarán especialistas de la ONG.

A su vez, con motivo de la celebración del Día Internacional de la Prevención del Suicidio -el pasado día 10-, el Teléfono de la Esperanza ha puesto en funcionamiento una nueva línea móvil, el 717 003 717, para la prevención del suicidio.

El Teléfono de la Esperanza ha puesto en funcionamiento una nueva línea móvil, el 717 003 717, para la prevención del suicidio

En la sede del Teléfono de la Esperanza aragonés trabajan como voluntarias 70 personas, 50 de las cuales tienen asignada la labor de atender llamadas telefónicas las 24 horas del día y los 365 días del año.

El resto de voluntarios, entre los cuales se encuentran 15 psicólogos, tres abogados,  un orientador familiar y un trabajador social cierran la plantilla ofreciendo atención profesional. El equipo recibió más de 2.700 llamadas entre enero y julio de 2017, (cerca de 400 al mes) y prevé atender cerca de 5.000 a lo largo de todo el año.

LA CASUÍSTICA DE ARAGÓN

¿Por qué alguien decide terminar con su vida? Un reportaje de El Español echaba por tierra la creencia extendida de que en las zonas geográficas con pocas horas de luz o temperaturas bajas se producen más suicidios. Un mito que se relaciona de manera habitual con los países nórdicos en Europa. Sin embargo, los científicos no han podido demostrar esa teoría.


Publicidad


Entonces, ¿qué provoca el suicidio? Según los expertos de la citada ONG, el principal motivo es “el sufrimiento extremo”. Recuerdan que sí que puede estar relacionado con la situación geográfica: “En las zonas montañosas o en familias donde la crisis económica ha podido hacerse notar con fuerza”. Por ejemplo, en situaciones de tragedia personal o familiar como un desahucio.

La detención de posibles instintos suicidas en una persona no es fácil. Distintos expertos policiales aseguran que “no existe un perfil fijo de suicida”. El principal problema, aseguran, es que su detección no es fácil y por ello debe de haber una campaña previa de previsión, comunicación y detención.