Miércoles, 17 de Octubre de 2018

La portavoz de Podemos en las Cortes, Maru Díaz, ha censurado hoy la “inacción” del Gobierno de Aragón durante este año y ha lamentado especialmente que el jefe del ejecutivo, Javier Lambán, utilice la presidencia “como una trinchera” que le resguarde “para no pasar frío“.

Díaz, en su intervención en la segunda sesión del Debate sobre el estado de la comunidad, ha mostrado la profunda decepción que causó en su grupo parlamentario -en cuya portavocía en este tipo de debates ha sustituido a Pablo Echenique- la intervención de ayer de Lambán, que pronunció un debate de “cierre y chispún” y que obvió cualquier referencia a 2017, centrándose solo, en lo realizado en 2016 y en lo que pretende hacer en 2018.


Publicidad


El 2017, ha insistido, ha sido un “año perdido”, algo que ha achacado en parte a que el Gobierno no ha decidido todavía si quiere apostar por el camino del cambio o “seguir alimentando los pilares del cambio”. Mientras que en 2016 Lambán se dedicó “a pactar con Dios y con el diablo”, en 2017 “ha apagado las luces y se ha quedado quieto en la mata“, ha lamentado.

“PROMETIENDO LO MISMO DOS AÑOS Y MEDIO”

Como ejemplos, Díaz ha puesto la “deslabazada” orden para subvencionar la seguridad social de las cuidadoras, que no sirve de nada para las 10.000 personas, la mayoría mujeres, afectadas; la gestión forestal o los “fiascos” de la construcción de colegios, con seis o más de ellos que no están listos en este inicio del curso escolar.

Maru Díaz cree que el presidente Lambán utiliza la presidencia “como una trinchera” que le resguarda “para no pasar frío”

“Ayer vendieron un plan de infraestructuras educativas como un logro y no es más que un retraso”, le ha reprochado Díaz a Lambán. Y ha insistido en que el ejecutivo PSOE-CHA “lleva prometiendo lo mismo dos años y medio y midiendo su acción de Gobierno por comparativa con el PP”, lo que supone una “falta de autonomía y de proyecto”.

También ha lamentado que Lambán haya fiado toda su acción a la aprobación de los presupuestos de 2017, que se ratificaron cinco meses tarde, lo que para Díaz sirvió al presidente para tener “una razón y un culpable”. “Consiguió que se generalizara la idea de que parecía que todo su proyecto cabe en una sola ley“, y ahora se ha puesto de manifiesto que tener presupuestos “no ha servido para nada”, ha subrayado.

LA “SUPERIORIDAD MORAL” DE PODEMOS

El discurso de Díaz, para el presidente Lambán, está “falto de verdad” e instalado en “esa especie de superioridad moral con la que llegaron a la política” y que el paso del tiempo ha desmontado. “Son exactamente iguales a los demás para lo bueno y para lo malo”, ha dicho Lambán.

En lo que sí se ha ratificado es en su “decidida y manifiesta” intención de cumplir los acuerdos de investidura firmados con Podemos, y para ello ha pedido reactivar el observatorio para el seguimiento de los pactos, “mecanismo de verificación” que la formación morada decidió eliminar.

Lambán cree que Podemos “exagera” en las críticas y descalificaciones a proyectos y actuaciones que son resultado de políticas que ellos mismos han hecho posible. El presidente ha puesto como ejemplo de su intensa actividad el anuncio de instalación de Bonàrea en Épila, las gestiones para la reapertura del Canfranc o los acuerdos alcanzados con el Estado en el seno de la Comisión Bilateral.

Ayer, Lambán reconoció que contar sólo con el apoyo de 20 de 67 diputados le coloca en una “estabilidad inestable“, pero hoy Díaz le ha replicado que el problema del Gobierno no es su debilidad parlamentaria, que por otro lado ha negado, sino “su parálisis“.

PRÓXIMO OBJETIVO, PRESUPUESTOS 2018

El presidente, por otro lado, ha invitado a Podemos de forma “clara” a empezar cuanto antes la negociación de los presupuestos de 2018 “con buena voluntad”, con la disposición de servir a los aragoneses con fidelidad a sus respectivos idearios.


Publicidad


Durante su intervención, Díaz ha hecho un análisis de las carencias de la recuperación económica que algunos sectores pregonan y que se basa en la “cronificación de la precariedad” y en la ausencia de una apuesta por un cambio de modelo productivo real.

Ha lamentado que esté triunfando la fórmula de la derecha para salir de la crisis, que no es otra que tener “trabajadores mal pagados e inestable” y que provoca, por ejemplo, que uno de cada cinco aragoneses esté en riesgo o situación de pobreza. Díaz le ha advertido a Lambán que detrás de los acuerdos que firma con Podemos hay necesidades sociales, pero el “problema” es que el presidente “no tiene iniciativa para hacer lo que la calle le pide”.