Jueves, 18 de Octubre de 2018

Los estudios sobre la línea 2 del tranvía se retrasan en Zaragoza después de la aprobación hoy de una modificación presupuestaria que retira 820.000 euros destinados a estos informes para pagar una sentencia.

Una decisión tomada en la Comisión de Economía del Ayuntamiento de Zaragoza, que ha contado con el apoyo de Zaragoza en Común (ZEC) y el Partido Popular, pero con la oposición del Partido Socialista, Chunta Aragonesista y Ciudadanos.


Publicidad


La modificación de crédito afecta a 820.000, destinados en principio a estudios de la línea del tranvía, que servirán para pagar parte de una sentencia condenatoria de 2,3 millones relacionada con el autobús de los barrios rurales.

Según el consejero de Economía, Fernando Rivarés, esta modificación no significa “una defunción” de la línea del tranvía y “no se mata ninguna posibilidad, sino que se remite a que se termine el Plan de Movilidad Sostenible de la ciudad”.

PP: “SENTIDO COMÚN”

El Partido Popular, que ha apoyado esta propuesta, ha defendido que se trata de una decisión de “sentido común” ya que la línea 2 del tranvía es algo que “ahora no se puede hacer”. “¿Cómo vamos a explicar a los ciudadanos que vamos a usar 820.000 euros a algo que es inviable?”, ha cuestionado la concejal popular María Navarro.

En la misma línea, Chunta Aragonesista ha criticado que no se está “apostando porque tengamos una segunda línea del tranvía” y ha dicho que “siguiendo el programa -de acuerdo de gobierno por las izquierdas- tendríamos que tenerlo mucho más avanzado“.

Desde Ciudadanos, han votado en contra pero por razones diferentes a PSOE y CHA ya que entienden que “implica que paralicen el contrato del tranvía momentáneamente, como llevan haciéndolo año a año en lugar de cancelar el contrato”, como defiende Cs.

EL PSOE LO CALIFICA DE “TRAICIÓN”

La concejala del PSOE Lola Ranera ha acusado a ZeC de “gran traición” a los grupos de la izquierda por sacar adelante junto al PP una modificación de crédito que deja casi a cero las partidas del estudio de la segunda línea del tranvía. En rueda de prensa, Ranera ha expresado la preocupación de los socialistas por las decisiones cada vez más “desafortunadas” e “inconexas” del equipo de gobierno en materia de movilidad.


Publicidad


Así, ha criticado a ZEC por incumplir su propio programa electoral y porque uno de los acuerdos que tenían con PSOE y CHA implicaba apostar por el Plan de Movilidad Sostenible (PMUS) y por el estudio de la segunda línea del tranvía, que ahora asiste a su “defunción” tras la aprobación de esta modificación de crédito.

Sin embargo, el consejero municipal de Economía, Fernando Rivarés, ha asegurado que “no se mata ninguna posibilidad, sino que se remite a que se termine el Plan de Movilidad Sostenible de la ciudad”. Ranera ha recordado que el actual plan de movilidad lleva vigente desde 2006, fue “absolutamente consensuado” con todos los grupos políticos y ya contemplaba futuras infraestructuras como el carril bici, el metro ligero o las dos líneas de tranvía.

A su juicio, ZEC va “de fracaso en fracaso” por su “incapacidad absoluta” para tomar decisiones, aunque ha señalado que sabe que hay un debate interno en el seno del equipo de gobierno, donde existen “dos almas”, también en materia de movilidad, entre los que siguen defendiendo su programa electoral y los que van en contra de todo lo relacionado con “grandes inversiones”, “la oligarquía” o “el pasado“.