Miércoles, 17 de Octubre de 2018

Un plan de infraestructuras educativas muy ambicioso con el horizonte de 2020 es la apuesta fuerte de la DGA en la recta final de la legislatura. El objetivo del Gobierno de Aragón incluye una inversión de 136 millones de euros -34 al año para los aularios pendientes y para nuevas obras- para construir 37 grandes obras educativas.

Y también, apuntan desde el Ejecutivo, un aumento del presupuesto para otras 300 obras de diferente índole en otros tantos centros, lo que asciende a un montante cercano a 153 millones. Un esfuerzo económico “como nunca lo ha habido“, reconocía la consejera de Educación, Mayte Pérez, en rueda de prensa tras el Consejo de Gobierno.


Publicidad


Entre ellas, la ampliación del colegio San Jorge en el barrio de Valdespartera, la edificación de la fase de Infantil del Zaragoza Sur (actualmente ya finalizado entero), el aulario de Infantil del Cuarte 3 y la primera parte de las actuaciones en el edificio de Secundaria del IES de La Puebla de Alfindén, entre otras.

Además, en el pasado año, se comenzó la tramitación para iniciar la edificación de centros integrados como los que actualmente están en construcción, en Valdespartera, Arcosur y Parque Venecia.

LA “SENDA” MARCADA POR LA DGA

Ahora, el plan impulsado por el Ejecutivo aragonés recoge 37 trabajos para “continuar con esta senda”, según la consejera Pérez, en los que se invertirán 136 millones de euros. En el caso de colegios de Infantil y Primaria, el plan engloba 16 actuaciones, una de ellas en el colegio San Jorge, hecha en 2016, al igual que la fase de Infantil en Zaragoza Sur.

A partir de 2017, se incluyen en la provincia de Zaragoza obras en Alfajarín, Cuarte 3, Pedrola, Sobradiel, Casetas, Cariñena, La Muela, Peñaflor y Zuera, y se recogen todos los trabajos necesarios para la finalización de los colegios de Arcosur, Parque Venecia y tres más en Valdespartera, en la zona sur de Zaragoza.

Mayte Pérez, consejera de Educación / DGA

En Huesca, hay dinero consignado para Binéfar y el Asunción Pañart de Aínsa y, en Teruel, para Las Anejas y Miguel Vallés (en la capital) y el Juan Ramón Alegre de Andorra.

También está prevista la transformación de siete escuelas en centros integrados, una experiencia ya iniciada en La Jota (Zaragoza) y en Ayerbe, y que servirá para solucionar los problemas que pudieran derivarse de la evolución natural de la población escolar, trasladada ahora al ciclo de Secundaria.

De esta forma, todos los nuevos centros proyectados en el sur zaragozano y otros cinco ya en marcha (Julio Verne, Miralbueno, Rosales y Parque Goya en Zaragoza, y el Val de Atalaya en María de Huerva) permitirán estudiar desde el segundo ciclo de Infantil hasta Secundaria tras llevar a cabo su construcción en caso de los nuevos edificios o de su adaptación para aquellos en los que se plantea su ampliación.

LA MEJORA DE 300 CENTROS

El plan de infraestructuras agrupa también una serie de intervenciones en institutos, en concreto, nueve: Parque Goya, Valdespartera, La Puebla de Alfindén, Utebo, Villanueva, Picarral, sección de secundaria de La Muela y presupuesto para el demandado instituto de Cuarte de Huerva, además de 500.000 euros para mejoras en la Escuela de Hostelería de Zaragoza.

Además, el Departamento espera poder actuar en 300 centros para su mejora y adecuación. Todo ello, según Pérez, supone un “esfuerzo como nunca lo ha habido” en la mejora de las infraestructuras educativas de la comunidad, uno de los pilares del sistema junto con el profesorado, la innovación y la equidad y participación.


Publicidad


De hecho, este mismo martes el Consejo de Gobierno ha autorizado la tramitación de un gasto anticipado de 91.800 euros para la redacción del proyecto del nuevo colegio de Alfajarín, y otro de 474.730 euros para la contratación de las obras de ampliación del Alejo Lorén de Caspe.

Asimismo, ha autorizado comenzar la tramitación para la construcción de un instituto en Cuarte de Huerva, y en breve licitará por 169.125 euros, con cargo a los presupuestos de 2018, la redacción del proyecto básico y de ejecución.

Y se adelanta también la contratación de la obra de la última fase del colegio Cuarte 3, con un presupuesto de 3,5 millones de euros, para que pueda comenzar a principios de 2018 y que esté en funcionamiento el próximo curso.

Pérez ha asegurado que la inversión de 34 millones anuales está garantizada aunque no se aprueben los presupuestos del año que viene, y ha insistido en que este plan se cumplirá a pesar de que exceda el límite de la legislatura actual.

Se ha tratado, ha añadido, de que no quede “al albur” de la voluntad política del Gobierno de turno, porque son infraestructuras que se necesitan, y eso es “lo que debe primar”, ha dicho.