Martes, 11 de Diciembre de 2018

El consejero de Hacienda y Administración Pública, Fernando Gimeno, ha defendido una modificación del impuesto de sucesiones, porque tiene “poco sentido” que siga como ahora, pero ha insistido en que sigue siendo “necesario”, como apuntan los técnicos y todas las autonomías.

En respuesta a las críticas del diputado de Ciudadanos Javier Martínez, el consejero ha asegurado que este año se han producido liquidaciones excepcionales que no tienen nada que ver con la modificación aprobada por el actual Gobierno de Aragón. No obstante, ha subrayado que el mayor gravamen de los contemplados solo ha afectado al 2,5 por ciento de los que contribuyen con esta tasa.

Martínez: “O se mueren muchos más ricos o los que están pagando son los que menos tienen”

Asimismo, ha adelantado al representante de la formación naranja que al final del ejercicio la recaudación impositiva será del cien por cien sobre las previsiones, “ni más ni menos”. Ha recordado también que hasta los 150.000 euros la cantidad que se paga por este concepto es “cero” y que el tipo medio se sitúa entre el 5 y el 6 por ciento, mientras que rentas del trabajo de solo 12.000 euros deben aportar el 10 por ciento.

En cuanto a la reforma, Gimeno ha anunciado que Estado y comunidades autónomas se reunirán para discutirla. Martínez, por su parte, ha denunciado que los que están pagando realmente este impuesto son “los que menos tienen”.

O se mueren muchos más ricos o los que están pagando son los que menos tienen“, ha protestado. “¿Cuándo va a ser suficiente?”, ha preguntado de nuevo al consejero. Martínez entiende que en cuanto al impuesto de sucesiones, la “avaricia” del gobierno de Aragón “no tiene límites”.