Viernes, 19 de Octubre de 2018

La asociación convocante del acto independentista, declarado como ilegal mediante el Juzgado Contencioso-Administrativo de Zaragoza tras un recurso del PP, ha concentrado a más de 100 personas en el Centro Cívico Delicias para celebrar el mismo acto, y así mostrar su “repulsa de la vulneración del derecho a disponer del espacio público para la realización de un acto armonioso y de interés para el pueblo aragonés“.


Publicidad


Sin embargo, el debate sobre ‘el derecho a decidir‘ se ha celebrado en las escaleras del equipamiento municipal. El acto ha sido convocado por la misma entidad que organizó el acto ilegalizado, y ha estado refrendado por la órbita de ZEC, entre los presentes estaban los concejales Pablo Hijar y Teresa Artigas.

Acto por el derecho a decidir en las escaleras del Centro Cívico Delicias / H.A

EN LAS ESCALERAS DEL CENTRO CÍVICO

En un primer momento, la asociación ‘Marchas por la Dignidad‘ intentó acceder dentro del recinto para poder celebrar el acto organizado. De esta manera, preguntaron al director del Centro Cívico la disponibilidad para poder albergar dicho evento. El responsable del espacio municipal, Jesús Medalón, denegó la opción al tener en sus manos la resolución judicial que declaraba como ilegal el acto por el derecho a decidir de Cataluña en instancias municipales.

La portavoz de la asociación, Andrea Gimeno, manifestó su malestar ante la resolución judicial considerando que “es un ataque a la libertad de expresión”. Gimeno reconocía que la intención “era exclusivamente debatir, y en ningún momento se pretendía hacer apología de nada”. A su vez, “por el respeto a los trabajadores municipales”, decía la portavoz, “se traslada la charla fuera del centro”.

En declaraciones a los periodistas, la portavoz de la asociación expresaba su crítica al “régimen del 78 y su aparato judicial” por la suspensión del acto a favor del ‘derecho a decidir’ en un equipamiento público. En la charla estaba previsto que participaran como ponentes varios activistas de la izquierda sindical y organizaciones políticas catalanas. La portavoz calificaba la decisión de la juez como “un atropello escandaloso”.

Concretamente, el auto de la juez expresaba que “la lectura del cartel anunciador de la charla pone en evidencia que se trata de una charla debate por el derecho a decidir del pueblo catalán, y por tanto, a favor del referéndum convocado en Cataluña” considerado ilegal por el Tribunal Constitucional.

ZEC SE SOLIDARIZA

En la concentración contra la decisión judicial de considerar ilegal el acto organizado por ‘Marchas por la Dignidad‘, han estado presentes distintos movimientos de la izquierda zaragozana. Incluso, ha estado presentes los concejales de ZEC, Pablo Hijar y Teresa Artigas. Ambos no han querido hacer declaraciones a los medios, y han delegado la postura oficial de ZEC en su portavoz Maribel Martínez.

Maribel Martínez, portavoz de ZEC / H.A

Martínez entiende, como portavoz de ZEC, que “estar aquí es apoyar a nuestros compañeros para denunciar la situación que nos encontramos, en la que cada vez se va recortando más los derechos y libertades“. Cree que las libertades se están laminando “cada vez que hay una denuncia y los jueces entran en un negocio, hacer lo que les pide el Partido Popular”.

El acto organizado en las escaleras del Centro Cívico carecía de autorización de la Delegación del Gobierno al no haber sido notificado de manera formal. Fuentes de la Delegacion reconocen que se han enterado de la celebración del acto “mediante las redes sociales”. Por ello, han enviado un dispositivo policial como medida preventiva.

Apuntan las mismas fuentes que “el acto al no ser autorizado, y carecer de cualquier documentación oficial, podría ser constitutivo de delito -según la Ley de Seguridad Ciudadana- e incluso con multas de hasta 600.000 euros“.