Martes, 23 de Octubre de 2018

El acto de Podemos junto a sus mareas y partidos nacionalistas (PNV, ERC, PDeCat, Compromis, etc) se celebró -en el día de ayer, en Zaragoza- para impulsar una llamada al diálogo por un referéndum pactado. Un acto que fue solicitado por el alcalde de Zaragoza para albergar un marco de “dialogo, convivencia y fraternidad de los pueblos de España”.

Por ello, en repulsa del acto de los ‘comunes’, se concentraron fuera del equipamiento municipal más de 400 personas para “defender la unidad de España”.

Cabecera de la concentración en el exterior de la asamblea de Podemos y los partidos nacionalistas / A.S

En la concentración, de más de 5 horas, se concentraron más de 400 personas: familias portando banderas de España, curiosos, miembros de la plataforma ‘Sijena Sí’, una decena de personas con estética neonazi, militantes del PP, del PSOE y de Ciudadanos. Y también, de manera sorpresiva, este periódico charló con un votante de ZEC que acudió por estar “harto” del alcalde Pedro Santisteve.


Publicidad


Los presentes en la concentración lanzaban mensajes en contra de la decisión del alcalde Santisteve por albergar el acto prorreferéndum en un equipamiento municipal de la ciudad. “Podemos fuera de Aragón” o “Santisteve nos vemos en las urnas”.

También, durante la concentración, por parte de un nutrido grupo de personas se profirieron gritos, insultos y un manifestante -aún sin localizar- agredió a la presidenta de las Cortes de Aragón al lanzarle una botella de agua.

“NO LE VOY A VOLVER A VOTAR”

En la concentración instalada en el exterior del Pabellón Siglo XXI de Zaragoza, este periódico entrevistó a los participantes para conocer sus motivaciones, intenciones y conocer los mensajes que querían lanzar a los dirigentes de Podemos.

Manifestantes en la concentración en repulsa del acto prorreferéndum / A.S

En el tumulto, estaba Javier Lanuza. En declaraciones a este periódico, mostró su “absoluta condena” por el acto prorreferéndum que se estaba celebrando ahí. Y se reconoció como “votante de ZEC“. Javier, durante la charla de pocos minutos, expresó su crítica hacía la decisión del equipo de gobierno de Zaragoza en Común de albergar el acto en la ciudad.

Decirle al alcalde de que soy votante suyo, y que no le voy a volver a votar“, apuntaba. Javier cree que “cada uno puede defender sus posturas pero no tiene por qué quitar ninguna bandera, ni favorecer un acto que busca un referéndum independentista en Cataluña”.

Entiende Javier que el alcalde de Zaragoza “no ha preguntado ni a sus votantes, ni a los zaragozanos para ver si estábamos de acuerdo en esta reunión por la independencia de Cataluña“. Por lo que considera el acto una decisión que “sólo comparte la extrema izquierda. Saltarse la ley para hacer un referéndum. Muchos de ZEC no volveremos a confiar en él“.

Durante la charla, mostraba su enfado exclusivamente con el alcalde de Zaragoza. Cree que la decisión de convocar a Podemos junto a los partidos independentistas “ha sido un error que le hace dar un paso atrás de cara a la gente”. Y matizó: “Otro día que consulte si es lo que quiere la ciudad“.

Javier, votante de ZEC en la concentración en repulsa del acto prorreferéndum / A.S

Javier, en los menos de diez minutos que duró la conversación, reconoce sus orígenes de izquierdas, e incluso está “a favor del derecho a decidir, pero con garantías legales“. Entiende que no se puede hacer “por narices”.

“¿Por qué tienen que venir los de Podemos o los nacionalistas y retirar las banderas? ¿No somos zaragozanos, no somos aragoneses y no somos españoles? No entiendo a quién le puede molestar. Yo no comparto la bandera estelada pero la respeto“.

Y termina Javier mostrando aún más su indignación: “Como votante suyo, y la gente que conozco que vota a ZEC, no lo vamos a volver a votar mientras este señor -Pedro Santisteve- sea alcalde”. Y concluyó: “Estoy harto“.