Martes, 23 de Octubre de 2018

El grupo parlamentario Podemos ha pedido hoy la dimisión inmediata del Delegado de Gobierno de Aragón, Gustavo Alcalde, por su “ineficacia y negligencia” a la hora de minimizar los riesgos de seguridad a lo largo de sus seis años de trayectoria.

Además ha apuntado que en el caso de que el delegado del Gobierno, como ya ha demostrado en otras ocasiones al no escuchar a los grupos políticos de la Cámara excepto PP y PAR, no dimita, “exigen” al ministro de Interior que lo cese de forma inmediata.

Así lo han explicado hoy en rueda de prensa la portavoz del grupo parlamentario de Podemos en las Cortes, Maru Díaz, junto con el secretario político de Podemos Aragón, Lorién Jiménez, a la vez que han destacado la importancia de frenar esta situación de “represión y violencia”.

Díaz ha apuntado que lo sucedido ayer en el pabellón Siglo XXI de Zaragoza en la Asamblea de Unidos Podemos junto con otras fuerzas políticas comenzó con la negación de la DPZ de ceder la Ciudad Escolar Pignatelli y provocó, en primera instancia, una negación de derecho a la reunión y a la libertad de expresión de parlamentarios.

También ha apuntado que “con motivo de una mentira en torno a unas banderas que el PP alimentó, hecho que no estaba sucediendo” generó que “el domingo se produjera una manifestación de gente violenta que impedía realizar el derecho a la reunión, fundamental en una democracia”.

Por ello han pedido desde Podemos que “la actuación de ayer sirva como ejemplo para ver que se está vulnerando la convivencia pacífica entre los pueblos y que las instituciones tienen que fomentar un poco de cordura y calma”.

Además se deben mantener las formas y ser muy pulcros en el cumplimiento de derechos para no alimentar ni favorecer que en la calle se den estos conflictos, ha apuntado Díaz. Por otra parte, Jiménez ha expresado que tras lo ocurrido ayer es importante que en una situación como la que estamos viviendo afrontemos el reto de recuperar la normalidad democrática.

También ha destacado que en esa jornada se pudo ver como existía un dispositivo de seguridad insuficiente y mal planteado políticamente desde la Delegación de Gobierno y han apuntado que “debe ser el delegado de Gobierno quien explique lo sucedido y asuma las responsabilidades“.

“La actitud, la falta de eficiencia, la negligencia del señor Alcalde es un obstáculo para que se recupere la normalidad democrática en un contexto como el actual”, ha apuntado Jiménez.