Sabado, 20 de Octubre de 2018

Unos 3.000 estudiantes y 400 docentes y personal se trasladarán a otras instalaciones con motivo del inicio de las obras de reforma de la Facultad de Filosofía y Letras de la Universidad de Zaragoza, previsto a mediados de 2018, y que tienen previsto concluir para el curso 2021-2022.

Así lo ha estimó ayer el rector de la universidad aragonesa, José Antonio Mayoral, quien junto a la consejera de Innovación, Investigación y Universidad, Pilar Alegría, atendió ayer a los medios de comunicación en el marco de una reunión de la Comisión Mixta Gobierno de Aragón-Universidad de Zaragoza.

Mayoral citó el edificio de Interfacultades (en el Campus San Francisco), la Facultad de Educación o el edificio Cervantes (donde se encuentra la Casa del Estudiante) como posibles espacios para trasladar al alumnado, aunque indicó que los detalles principales sobre las nuevas ubicaciones se conocerán en octubre de este año.


Publicidad


En cualquier caso, el rector aseguró que el traslado será “lo menos dificultoso y gravoso” para los alumnos y para el personal, por lo que uno de los planteamientos es afrontarlo en el periodo de exámenes de finales de este curso, para permitir al alumnado acabar las clases en su ubicación actual.

“Este curso se acabará pero las aulas de exámenes se pueden encontrar en otro espacio con mucha facilidad”, concretó Mayoral, quien indicó que en principio se trasladarán primero los despachos del profesorado y luego lo harán los estudiantes.

Y es que, tal y como indicó la consejera, en 2017 se aprobó en los presupuestos aragoneses el proyecto de la reforma de la facultad con 240.000 euros y que la Universidad de Zaragoza recibirá en el próximo mes de octubre.

“Si todos los procesos posteriores son acordes, esperemos que en el 2018 comiencen las actuaciones y la primera sería el derribo del edificio”, especificó Alegría, en referencia al anexo de Filología, ya que el pabellón de Filosofía y Letras continuará en pie.

En cuanto al plazo de finalización, tanto la consejera como el rector hicieron énfasis en que al tratarse de una obra pública y por lo tanto “garantista”, puede sufrir modificaciones. Pero coincidieron en que “si todo va bien” la reforma podría estar lista para el curso 2021-2022.

En la reforma se incluirán las necesidades habituales de un centro docente como aulas, despachos, laboratorios de idiomas o científicos y salas de informática, pero también otras especiales para el Grado en Periodismo, como un plató de televisión, locutorio radiofónico o zona de edición, informaron fuentes del Departamento de Innovación, Investigación y Universidad.

El Gobierno de Aragón asumirá la inversión del proyecto de ejecución por un importe máximo de 22’9 millones de euros, para una iniciativa que “desde el primer momento” tanto Universidad de Zaragoza como Gobierno de Aragón han tenido voluntad de “priorizar”, añadió Alegría.

La Comisión Mixta ha estudiado igualmente las infraestructuras para el año 2018, en las que se incluye la renovación de las instalaciones eléctricas y de climatización del edificio Torres Quevedo (Escuela de Ingeniería y Arquitectura) por un importe cercano al millón de euros.