Viernes, 14 de Diciembre de 2018

El Cabildo Metropolitano de Zaragoza, institución encargada de la custodia de la basílica-catedral del Pilar, ha decidido incrementar las medidas de seguridad en el templo con motivo de la celebración en la capital aragonesa de las fiestas del Pilar.

En un comunicado, el Cabildo informa de que habrá un vigilante de seguridad en cada una de las cuatro puertas y cuyas indicaciones deberán ser atendidas por los visitantes, quienes deberán mostrar bolsos o mochilas si así les es requerido.


Publicidad


Además, en el interior del templo será necesario hacer caso a las orientaciones del personal de la catedral basílica. El acceso al templo se realizará exclusivamente por las dos puertas de la plaza del Pilar y la salida, por las del paseo Echegaray Caballero.

La Policía Nacional alertó al Cabildo la misma tarde del 17 de agosto, después del atentado de las Ramblas de Barcelona, y les recomendó que cerraran la puerta de la torre del ascensor del paseo de Echegaray y Caballero, que fue por donde escaparon el 2 de octubre de 2013 los dos anarquistas que colocaron un artefacto casero en el templo.

“La seguridad de todas las personas que, individual o grupalmente, visitan la catedral basílica del Pilar es una preocupación constante a la que se dedican todos los esfuerzos”, explica el Cabildo.

Estas medidas han sido tomadas en coordinación con la Delegación de Gobierno, el Ayuntamiento de la ciudad, así como con las fuerzas de seguridad (Policía Nacional y Policía Municipal), según las citadas fuentes.