Domingo, 16 de Diciembre de 2018

El alcalde de Zaragoza, Pedro Santisteve, ha sido recibido hoy al grito de dimisión por las miles de personas que se han congregado en el entorno de la Plaza del Pilar con motivo de la celebración del Día de la Patrona de la Guardia Civil.

Un acto que generalmente es seguido por multitud de personas pero que este año ha registrado una presencia multiplicada con miles de personas, muchas de las cuales portaban banderas de España y que han recibido al primer edil con gritos y abucheos.

Silbidos que se han alternado con vivas espontáneos a la Guardia Civil antes y durante el comienzo del acto, presidido por el delegado del Gobierno en Aragón, Gustavo Alcalde, quien también ha recibido tímidos aplausos.

La presencia del alcalde no ha gustado a los asistentes, que han secundado protestas continuamente exigiendo su marcha del acto, en el que también se han escuchado gritos contra el presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont.

Las continuas protestas han llevado a los organizadores del evento a pedir respeto a los congregados, a quienes han recordado que se trata de un acto militar de homenaje a quienes han dado su vida por España.