Martes, 23 de Octubre de 2018

El ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, aseguró ayer en Zaragoza que el corredor ferroviario Atlántico-Mediterráneo es una “prioridad social, política y económica” para el Gobierno de España.

El ministro destacó, en declaraciones a los periodistas, la “fluida y positiva” relación que mantiene con el Gobierno de Aragón. Reconoció que el ferrocarril es un factor de oportunidad para vertebrar el territorio, para cohesionar la sociedad y para generar mayores oportunidades económicas para el conjunto del país.


Publicidad


Por ello incidió en la importancia de pasar de tres frecuencias a las quince que hay ya programadas por parte de Adif, no solo por la incorporación de Opel, sino también de Citröen, que va a solicitar tres cupos para el trayecto entre Figueruelas y Valencia, y de otros territorios.

EL GRAN PROYECTO

Según De la Serna, los avances o mejoras en el corredor ya se han introducido, como la eliminación de las limitaciones de velocidad temporalmente o la posibilidad de que los convoyes puedan circular por la noche. A su vez, son aspectos que han contribuido, explicó, a dar “fiabilidad” a la infraestructura porque “los empresarios lo que quieren son garantías cuando se habla de mercancías”.

El ministro se refirió a reducciones de hasta 23 minutos entre Teruel y Sagunto, lo que “demuestra que con actuaciones de renovación de la vía, mejora de la electrificación y aumento de la capacidad, se multiplican los beneficios”, resaltó.

En el momento actual del eje, el “gran proyecto”, según De la Serna, es el tramo Sagunto-Teruel-Zaragoza en el que se van a invertir 340 millones de euros hasta 2020.

LA RIOJA PIDE MÁS PROTAGONISMO

Respecto a la petición de la Cámara de Comercio de Industria de La Rioja de incluir al Valle del Ebro en esta conexión, el ministro aseguró que “hay un planteamiento doble tanto por Navarra como por La Rioja” en el tramo Logroño-Miranda y en la unión de Castejón a Logroño “de magnitud similar” a la de Sagunto-Teruel-Zaragoza, que garantizará la conexión de la Rioja.

Por su parte, el presidente de Aragón, Javier Lambán, destacó que como comunidades de interior sin puertos tienen que aprovechar “a fondo” las posibilidades del ferrocarril y por eso cada paso que se de en esa dirección “tendrá el aplauso cerrado de la sociedad aragonesa”.

Según Lambán, este corredor junto a la reapertura del Canfranc configurarían “una Y a la aragonesa que satisfaría cumplidamente nuestras expectativas“.

El presidente aragonés aseguró que hasta ahora el ministro de Fomento no ha encontrado “mas que comprensión” y destacó su compromiso con esta estrategia que supera el modelo tradicional de la España radial para configurarse en red.

Lambán ha recordado que este corredor atraviesa un territorio que genera una riqueza de 240.000 millones de euros, que engloba diez millones de habitantes y que representa el 21 % del PIB.