Viernes, 14 de Diciembre de 2018

La Federación de Sanidad de CCOO Aragón ha presentado una queja ante la Gerencia del Servicio Aragonés de Salud en relación con el trato discriminatorio que se está dando a las mujeres embarazadas que están en listas de espera de las bolsas de empleo del Salud.

Según ha indicado el sindicato en un comunicado, a estas mujeres se les llama de la bolsa para determinados puestos y se les obliga a acudir a los servicios de prevención de riesgos laborales que deciden, antes de darles la opción de incorporarse al puesto de trabajo, que su condición de embarazadas las convierte en personal no apto para el desarrollo de las labores correspondientes a ese empleo.


Publicidad


En opinión de la Federación de Sanidad de CCOO Aragón es “inaceptable” que los servicios de prevención se permitan la licencia de excluir previamente a una mujer embarazada en lugar de estudiar la posible adaptación del puesto de trabajo después de que la interesada ya se haya incorporado al puesto.

El sindicado asegura que el último caso se ha dado en el Hospital Miguel Servet de Zaragoza pero es algo que se está produciendo, con excesiva frecuencia, en todos los sectores sanitarios adscritos al Salud.

La FSS-CCOO Aragón no acepta bajo ningún concepto que se discrimine a una trabajadora impidiéndole acceder a determinados contratos de trabajo porque se valore anticipadamente que su condición de embarazada sea incompatible con determinadas funciones a realizar, ha apuntado la federación.

A su juicio, el análisis, adaptación o cambio de responsabilidades de la trabajadora debe producirse cuando ya se ha incorporado y ha accedido a un puesto de trabajo, en igualdad de condiciones que el resto de las personas que estén en las listas de la bolsa del Salud.