Martes, 23 de Octubre de 2018

La crispación o la tensión vivida en España en los últimos días por el proceso secesionista de Cataluña está teniendo su eco en otras ciudades del país. La última, en Zaragoza. En el día de ayer, durante la Ofrenda de Flores a la Virgen del Pilar, se dio un tumulto entre ciudadanos y miembros de la Policía Local y la Policía Nacional.

Durante el paso del grupo de la Policía Nacional como oferentes, por la calle Alfonso, una mujer de unos cuarenta años comenzó a insultar, abuchear y pitar a los agentes que participaban en la Ofrenda, según testigos.

La mujer ocasionó tras su actuación un tumulto en plena Ofrenda. Los ciudadanos que estaban presenciando pacíficamente la procesión empezó a criticar la actitud de la mujer, e incluso acallándola con aplausos y gritos a favor del cuerpo de Policía Nacional.


Publicidad


El suceso causó una pelea entre la mujer y dos varones que la acompañaban con los agentes de la Policía Local que estaban en la zona tratando de rebajar la tensión. Junto al cuerpo de la Policía Local, también actuaron miembros de la Policía Nacional

Según testigos, la mujer agredió a uno de los agentes tirándole al suelo cuando éste intentaba registrar sus pertenencias. Al final, las tres personas que ocasionaron el tumulto fueron detenidos en la Plaza San Felipe de Zaragoza.