Jueves, 18 de Octubre de 2018

Durante la Ofrenda de Flores a la Virgen del Pilar, el pasado día 12 de octubre, se dio un tumulto entre ciudadanos y miembros de la Policía Local y la Policía Nacional. Los hechos ocurrieron en la calle Alfonso de Zaragoza, en las cercanías de la Plaza San Felipe.

El altercado se produjo tras los abucheos, silbidos e insultos por parte de tres personas a la Policía Nacional durante la Ofrenda. Éstos terminaron detenidos tras un forcejeó con miembros de la Policía Local.

UN ASUNTO SENTIMENTAL

Según publicó HOY ARAGÓN, los detenidos son funcionarios. Concretamente, una exdirigente del PAR (Paula Bardavío, exdirectora general en el Gobierno PP-PAR con Luisa Fernanda Rudi y número 2 del PAR a la alcaldía de Zaragoza), un policía nacional y un bombero.


Publicidad


Durante el paso del grupo de la Policía Nacional como oferentes, por la calle Alfonso, la exdirigente del PAR comenzó a insultar y a pitar a los agentes que participaban en la Ofrenda, según testigos.

Paula Bardavío, exdirigente del Partido Aragonés / H.A

Paradójicamente, otro de los detenidos es el cuñado de Bardavío que es Policía Nacional en Zaragoza. El tercer detenido es bombero, amigo cercano de los otros detenidos.

La declaración esgrimida por los detenidos para explicar el suceso, según fuentes de la investigación, no se debe a una concentración en contra de la Policía Nacional. En principio, explican, se trataría de un asunto sentimental entre la exdirigente del PAR y uno de los policías nacionales que estaban en la Ofrenda.

DELITO DE ATENTADO CONTRA LA AUTORIDAD

En principio, según fuentes conocedoras del caso, a la exdirectora general del Gobierno de Rudi y al Policía Nacional se les investiga por un delito de atentado contra la autoridad. El Policía Nacional, de momento, tendrá que hacer frente a unas diligencias por resistencia a la autoridad.

Los ciudadanos que estaban presenciando la Ofrenda, comenzaron a criticar la actitud de Bardavío, e incluso acallándola con aplausos y gritos a favor del cuerpo de Policía Nacional.

El suceso causó un forcejeó entre los detenidos y los agentes de la Policía Local que estaban en la zona tratando de rebajar la tensión. Junto al cuerpo de la Policía Local, también actuaron miembros de la Policía Nacional

Según testigos, Bardavío agredió a uno de los agentes tirándole al suelo cuando éste intentaba registrar sus pertenencias. Al final, las tres personas que ocasionaron el tumulto fueron detenidos en la Plaza San Felipe de Zaragoza.