Martes, 23 de Octubre de 2018

“Estamos cansados de esperar a que alguien en el Ayuntamiento haga algo”, responde María, vecina de Parque Goya. El enfado es comprensible: los vecinos del barrio zaragozano de Parque Goya llevan cuatro años sin un banco en la parada del tranvía de la Avenida de la Academia.

Los vecinos se agruparon para buscar una solución, a través de la Asociación de Vecinos Parque Goya, después de años esperando al tranvía de pie y sin recibir respuesta por parte del Ayuntamiento de Zaragoza.


Publicidad


Al ser final de la estación, asegura otro vecino del barrio, “las personas pueden esperar dentro del tranvía pero no es una solución”. Principalmente, porque no siempre hay tranvía al final de la línea por las noches o durante los fines de semana.

“Esperemos no tener que llegar a hacer como los vecinos de Montañana, que a lo largo de los años se han buscado la vida para dotar a sus paradas de bus de mobiliario elaborado por ellos mismos, a la espera de una marquesina en condiciones”.

EL AYUNTAMIENTO NO LO SOLUCIONA

Otro de los argumentos del Ayuntamiento para no colocar asientos en la parada del tranvía, debajo de la marquesina, es que el andén no es lo suficientemente ancho como para ponerlos. Los vecinos afirman que la anchura es suficiente, e incluso superior a la parada de plaza España en donde sí hay dos bancos.

Tras años peleando, el Ayuntamiento decidió escuchar sus demandas pero con un parche que no solucionó la necesidad. El consistorio colocó un banco a 30 metros de la parada del tranvía. Fuera de la marquesina, totalmente a la intemperie.

Los vecinos, mientras esperan al tranvía -y a la actuación del Gobierno de ZEC- tendrán que seguir llevando su silla de casa para poder sentarse.