Sabado, 20 de Octubre de 2018

El presidente del PP en Aragón, Luis María Beamonte, ha criticado hoy el “poco apoyo” del Gobierno aragonés a la agricultura y la ganadería en la Comunidad, un sector estratégico que ha calificado de “prioritario” desde el punto de vista de su partido

Luis María Beamonte ha hecho esta afirmación a los medios de comunicación durante el transcurso de una visita hecha a la comarca de los Monegros para interesarse por la situación del sector agrícola y ganadero en la zona.


Publicidad


Tras visitar la Cooperativa de los Monegros y reunirse con representantes de Asaja, el responsable político ha expresado que el sector agroganadero “debe de ser atendido como se merece“, dada su importancia como elemento dinamizador de las zonas rurales de Aragón.

Ha explicado que el “trato” recibido por agricultores y ganaderos en la Comunidad por parte del Gobierno aragonés no atiende al valor de ambas actividades para el conjunto de la economía regional.

DEVOLVER EL ESFUERZO

A su juicio, “hay que actuar en el sector primario y darles a los agricultores y ganaderos las condiciones que se merecen, porque han sido quienes han aguantado los momentos más difíciles de la crisis y corresponde ahora a los poderes públicos devolverles el esfuerzo hecho durante todo este tiempo”.

Ha destacado que su partido ha diseñado una serie de “ejes estratégicos” sobre los que debería de pivotar el apoyo de las instituciones autonómicas al sector primario aragonés.

En concreto, Beamonte ha incidido en la necesidad de establecer un sistema impositivo “más justo” para este sector, que “no lastre la actividad ni condicione el relevo generacional” en el campo.

También ha reclamado iniciativas para fomentar la I+D+i (investigación, desarrollo e innovación) como “palanca” para la mejora de la calidad, así como el desarrollo de los nuevos regadíos pendientes y el cumplimiento de los compromisos del Pacto del Agua.

Ha reivindicado, además, la necesidad de “impulsar” los procesos de integración de las cooperativas agrarias a fin de dotarles de mayor fortaleza en los mercados, y posibilitar al tiempo su participación en los procesos de internacionalización