Viernes, 14 de Diciembre de 2018

Dicen que hay tierras al Este‘ es el título de la exposición que ayer se inauguró en el Palacio de Sástago (Zaragoza) y que pretende ser una declaración de amor de Aragón a Cataluña, poniendo en valor la unión histórica de dos territorios vecinos que se han ayudado, mutuamente, a crecer.

Impulsada por historiadores de cualificado y acreditado prestigio de ambos lados del Noguera-Ribagorzana (el río que durante buena parte de su recorrido sirve de frontera entre Aragón y Cataluña). La exposición muestra las riquezas de dos territorios que con sus diferencias han sabido crecer de la mano en un marco conjunto: España.


Publicidad


Una muestra de esa relación la personaliza el cantautor Joan Manuel Serrat, hijo de una aragonesa, nacida en Belchite, que acudió a la inauguración para cantar ‘Canço de bressol’ (canción de cuna), que mezcla estrofas en castellano y en catalán.

En una de ellas hace una alegoría de su madre, “hija del viento seco y de una enjuta tierra”, de una tierra “que nunca has podido olvidar a pesar del largo camino que te obligaron a andar tus hermanos de sangre, tus hermanos de lengua”.

UNA DECLARACIÓN DE AMOR

El presidente del Gobierno de Aragón, Javier Lambán, explicó que “buena parte del talento que ha hecho posible a Cataluña proviene de regiones limítrofes como Aragón, y al revés”. “El genio existe en todos los sitios”, enfatizó.

Serrat, durante la inauguración / DGA

Por eso, para Lambán, la exposición es una “declaración de amor a los millones de hermanos catalanes que contemplan angustiados su futuro”. Es, además, un “ejercicio de nostalgia” por lo que fue Barcelona en los años 70: una de las ciudades “más modernas, tolerantes y cosmopolitas de Europa”.

‘Dicen que hay tierras al Este’ (verso de una de las estrofas de la canción ‘Aragón’, de José Antonio Labordeta) pretende, frente al “delirio”, el “calentamiento político” y los “mitos”, aportar un “antídoto” que enfríe la historia y favorecer que no se practique la “ignorancia recíproca” ni primen los relatos construidos “ad hoc”, dijo su comisario Alberto Sabio.

La exposición recoge el nexo de dos territorios vecinos / DGA

Pero, según el comisario, tampoco rehuye el conflicto y las fricciones naturales entre vecinos de territorios colindantes. No es una exposición victimista ni fácil, al disponer de “múltiples aristas”, añadió.

DOCE CAPÍTULOS

Así, la muestra se divide en doce capítulos o partes, la primera de ellas llamada ‘El destino preferente de la emigración aragonesa‘, que muestra cómo entre 1880 y 1980 más de medio millón de aragoneses emigraron a Cataluña, y la segunda basada en ‘La línea del Ebro y el tráfico mercantil‘, que demuestra cómo influyó Aragón en la especialización textil catalana y como lo hizo Cataluña en la especialización agraria aragonesa.

Javier Lambán, junto a Joan Manuel Serrat y la Consejera de Cultura, Mayte Pérez / DGA

‘Las transferencias históricas de energía entre Aragón y Cataluña’, ‘La conciencia aragonesista en Cataluña’, ‘Sociabilidad aragonesa y redes de apoyo: el Centro Aragonés de Barcelona’, ‘El territorio común de las artes plásticas’ y ‘Escritores y músicos aragoneses en Cataluña’ son los títulos de otras de las secciones.

Los cuatro últimos ámbitos se basan en ‘Integración y justicia social: liderazgos aragoneses durante la transición en Cataluña’, ‘Juntos en las dificultades’, ‘La circulación del talento: profesores y estudiosos a uno y otro lado’, ‘El paisaje aragonés en el objetivo fotográfico del centro excursionista de Cataluña’ y ‘El patrimonio cultural y lingüístico de la franja oriental de Aragón’.

Para el presidente aragonés, estos apartados demuestran los “nexos” entre Aragón y Cataluña, que es tanto como asegurar que también existen entre Cataluña y España, porque, a su juicio, es “inconcebible” pensar en una Cataluña fuera del país.

EL PAPEL DE ARAGÓN

Y Aragón tiene un papel determinante en la búsqueda de soluciones, aseguró, porque puede explicar “mejor que nadie” las razones que asisten a Cataluña en su conflicto y evaluar ante el resto de España lo que se perdería “con una hipotética secesión”.


Por su parte, el presidente de la Diputación de Zaragoza, Juan Antonio Sánchez Quero, enfatizó que se ha pretendido poner en valor lo que une a ambas comunidades y presentar a Aragón y a Cataluña “como tierras hermanas” y “como parte de una realidad tejida durante siglos de historia en común“.

La muestra está organizada por la Diputación de Zaragoza y el Gobierno de Aragón, cuenta con la colaboración de Telefónica y la Obra Social “la Caixa” y más de 70 instituciones o familias han prestado sus fondos.