Sabado, 15 de Diciembre de 2018

La gemelas Sánchez Alayeto, María José y María Pilar, y Fernando Belasteguín y Pablo Lima defienden en el Open de Zaragoza Estrella Damm, cuyo cuadro final arranca mañana con los dieciseisavos de final, la supremacía que están evidenciando en el World Padel Tour 2017.

El torneo se desarrollará hasta el próximo domingo 29 de octubre, en que tendrán lugar las finales masculina y femenina, en el pabellón Príncipe Felipe de Zaragoza donde se espera una gran afluencia de espectadores ya que la pasada temporada fue el tercer torneo con más asistencias tras los de Madrid y Barcelona.


Publicidad


La presentación del open zaragozano se ha realizado hoy en un lugar tan atípico como el Puente de Piedra de la capital aragonesa y ha contado con la presencia de las hermanas Sánchez Alayeto y de la pareja Lamperti-Mieres junto al alcalde de Zaragoza, Pedro Santisteve, con el que han estado peloteando.

Especialmente brillante está siendo la temporada de las jugadoras aragonesas que en esta ocasión contarán el aliciente de jugar ante su público y el aliento que éste les va a prestar. Además de mantener la hegemonía, para las jugadoras estará el reto de vencer por primera vez en casa, algo que no pudieron hacer la pasada temporada.

Las “gemelas atómicas” han ganado todos los torneos de la temporada, salvo el Open de Granada en el que una lesión de Mapi les impidió participar y en el que se impusieron Gemma Triay y Lucía Sainz, la pareja número tres del mundo.

El alcalde Santisteve ha protagonizado el acto de presentación del Open de Zaragoza Estrella Damm / World Padel Tour

En el cuadro masculino el argentino Belasteguín y el brasileño Lima también están siendo los mejores pero su dominio no es tan aplastante como en el caso de las chicas ya que apenas 1.050 puntos les separan de la segunda mejor pareja, la formada por el español “Paquito” Navarro y el argentino “Sanyo” Gutiérrez.

La prueba de Zaragoza es la antepenúltima de la temporada y tiene el aliciente de sumar los puntos necesarios para colarse entre los dieciséis mejores del mundo que tendrán derecho a disputar el Máster Final en diciembre.

Menos de 500 puntos es el margen de lucha que involucra a un total de 16 jugadores que aspiran, como mínimo, a esa última plaza que da derecho a jugar el Máster Final