Sabado, 20 de Octubre de 2018

El Pleno del Ayuntamiento de Zaragoza ha aprobado hoy -con los votos de PP, PSOE y Ciudadanos y el rechazo de ZEC y CHA- una moción en la que censuran a la concejala Teresa Artigas, quien preside la junta de distrito del Casco Histórico, por ceder un solar para una fiesta contra la Policía Local.

Dicha fiesta “antirrepresiva” se celebró el pasado 11 de octubre en el conocido como “solar del conejo”, en el Coso, y en su cartel aparecía una furgoneta de la Unidad de Apoyo Operativo (UAPO) de la Policía Local decorada con los dibujos animados Piolín y Silvestre, al igual que el crucero donde se alojaba la Policía Nacional en Barcelona, y aparecía el lema “¡Tráete las ganas de pelear y pa’ todo el año!“.


Publicidad


En defensa del texto, Alberto Casañal (Ciudadanos), pese a mostrar su respeto por la libertad de expresión, ha resaltado que los policías lo consideraron un “agravio”. En este sentido, ha denunciado que el equipo de gobierno no haya salido en defensa de unos trabajadores “de esta santa casa” que se sienten ofendidos dentro de un ambiente que ya está “caldeado“.

Desde el PP, José Ignacio Senao también ha subrayado su defensa de la libertad de expresión, pero ha sostenido que esta fiesta iba contra trabajadores municipales y que si no pretendiera incitar al odio habría usado unos carteles diferentes.

En representación del equipo de gobierno, la vicealcaldesa, Luisa Broto, ha informado de que se daban los requisitos para autorizar este acto y ha asegurado que el Ayuntamiento cede locales para todo tipo de eventos. Ha respondido también a otros grupos que la entidad organizadora, Derechos Civiles 15M, no recibe dinero de las arcas municipales y que tiene derecho a organizar sus actividades.

El socialista Roberto Fernández ha reivindicado la Policía Local como elemento sustancial del Ayuntamiento y ha considerado que está “claro” que se produjo incitación al odio.

Por su parte, el portavoz de CHA, Carmelo Asensio, ha apuntado que la actividad fue “festiva” y sin ningún tipo de incidentes, además de que dobló su asistencia con respecto a otras convocatorias gracias a la difusión que le dieron Ciudadanos, el PP y algunos medios de comunicación.