Jueves, 18 de Octubre de 2018

El grupo municipal de Ciudadanos en el Ayuntamiento Teruel reclamará en el próximo pleno municipal la finalización de las obras de urbanización del Polígono Sur, paralizadas desde 2014, según explica la formación en un comunicado.

En la iniciativa recogen la petición de que el equipo de gobierno “tenga todo preparado para que estos trabajos puedan reiniciarse inmediatamente una vez queden resueltos todos los trámites jurídicos que bloquean este proyecto”, según indica en la nota el portavoz de la formación en Teruel, Ramón Fuertes.


Publicidad


En el texto solicitan a los servicios técnicos municipales que pidan un informe a la empresa, Turiving S.A., responsable de verificar la ejecución real del proyecto. Este informe, que tendrá que ir acompañado de una valoración económica, “permitirá conocer la situación actual del Polígono Sur“, ha señalado Fuertes, y saber qué está pendiente y qué se ha hecho.

Bajo criterio técnico, Fuertes reclama también la actualización del proyecto de urbanización ya existente o, si procede, la redacción de un nuevo proyecto para completar lo que queda de urbanizar en el Polígono Sur.

“Hay que ser previsores”, recalca en la nota, “y si el ayuntamiento prepara todos estos trámites no habrá demoras innecesarias cuando legalmente pueda asumir las obras, bastará con ejecutarlas”.

En la exposición de motivos de la moción de Ciudadanos se recuerda cuáles son las dificultades legales que mantienen bloqueado este proyecto de urbanización que comenzó en 2008 y está parado desde 2014.

En ese año se acordó, en sesión plenaria, disolver la sociedad mercantil La Senda Del Valadín, constituida por el Gobierno de Aragón y el Ayuntamiento de Teruel para gestionar la urbanización de expansión de esta zona de la ciudad, “debido a la situación económica de la misma ya que su deuda superaba el 50 por ciento del capital“, ha recordado Fuertes.


Publicidad


Está liquidación todavía no se ha materializado ya que hay cuestiones legales por resolver como, por ejemplo, “cobros pendientes a los propietarios de los terrenos, devolución de avales o la deuda de más de 500.000 euros que esta sociedad mantiene con la empresa pública Suelo y Vivienda de Aragón”, ha recordado Fuertes.

Además también está pendiente la rescisión total del contrato de las empresas de la UTE adjudicataria, Arcion SA y Fervialia SL, que entraron en concurso de acreedores en 2016.

“Hasta que estos procesos no queden definitivamente solventados”, reconoce Fuertes, el ayuntamiento no pueda hacerse cargo de las obras de urbanización pendientes. Pero apremia al Ayuntamiento a que negocie “rápidamente y de la mejor forma posible tanto la resolución de este contrato como la liquidación de la sociedad”