Lunes, 10 de Diciembre de 2018

El diputado de Ciudadanos Ramiro Domínguez ha asegurado hoy que su partido tratará de reformar la Ley de Comarcalización de Aragón antes de que finalice la legislatura, no para suprimir las comarcas pero sí para eliminar su “ingente carga política y “el mamoneo” que ha generado.

En una interpelación formulada al consejero de Presidencia, el diputado de la formación naranja ha insistido en que las comarcas “no han funcionado” y ello ha generado un problema. Asimismo, pese a que Lambán afirmó que el modelo comarcal había “fracasado”, el sistema sigue “intacto“, lo que ha achacado a que el PSOE gobierne en 23 de las 32.


Publicidad


“Sabemos que son el pesebre de la administración local”, ha aseverado, con independencia de la posición a favor o en contra de las mismas.

¿UN FRACASO?

El diputado de Ciudadanos ha repasado los últimos escándalos que salpican a la administración comarcal. Entre otras, ha destacado especialmente el excesivo pago de dietas en Cuencas Mineras -tal y como informó HOY ARAGÓN-, los problemas con los bomberos en algunas comarcas oscenses o que en el Matarraña, con dos millones de euros de presupuesto, falta dinero para ayuda a domicilio o subvenciones a asociaciones culturales.

“Sabemos que son el pesebre de la administración local”

Domínguez ha denunciado también que hay un total de 804 consejeros comarcales en Aragón, lo que da una cifra de uno por cada 746 habitantes, ya que la de Zaragoza no está creada todavía. Este número, sitúa a la comunidad aragonesa como el territorio que más cargos políticos tiene por habitante.

“Vamos a hacer las cosas bien”, ha reclamado, y ha expresado su “exasperación” por el “caciquismo” que se da en los ayuntamientos pequeños, las subvenciones de las diputaciones, el “compadreo” comarcal o que se entregue dinero incondicionado con el que “hacen lo que les da la gana”.

EL GOBIERNO RECHAZA LAS ACUSACIONES

El consejero Guillén, por su parte, ha acusado al diputado de Ciudadanos de no dejar “títere con cabeza” y le ha instado a medir sus apelativos porque “nos hacemos daño todos”.

Ha defendido la financiación incondicionada al tratarse de autonomía local y, aunque ha reconocido que la fiscalización indica que hay comarcas que tienen que mejorar, ha rechazado las acusaciones y ha dicho que si hay una que tiene el modelo bien interiorizado es la del Matarraña.

Sobre la reforma, ha señalado que la quieren hacer con todos los representantes comarcales y municipales y ha anunciado que la comarca 33, la de Zaragoza, ya está “en marcha” y cerrará el mapa comarcal.

Igualmente, ha recordado que las comarcas aparecen en el Estatuto de Autonomía y también están recogidas en la Ley de bases de la Administración local, que recoge esta singularidad aragonesa.

De todos modos, Guillén le ha preguntado qué hará si algún día el “centro-derecha”, en el que ha situado a Ciudadanos, tiene mayoría en las Cortes, ya que tanto PAR como PP son defensores de las comarcas.

Domínguez ha rechazado que su formación sea “centro-derecha” y le ha respondido que, si llega la aritmética, “veremos a ver si no se acerca usted o nos acercamos nosotros“.