Lunes, 17 de Diciembre de 2018

El consejero municipal de Servicios Públicos y Personal del Ayuntamiento de Zaragoza, Alberto Cubero, ha lanzado la posibilidad de rescatar temporalmente el servicio del 010 hasta elaborar nuevos pliegos como última opción para solucionar un conflicto encallado desde la entrada de Zaragoza en Común al Ayuntamiento.

La propuesta ha sido lanzada hoy por la concejal de Chunta Aragonesista Leticia Crespo, y asumida por Cubero después de que el concurso actual haya quedado desierto al no estar ninguna de las empresas dispuesta a asumir la deuda que acumula Pyrenalia, la actual concesionaria, que ascendía a 133.000 euros a fecha de 30 de septiembre.


Publicidad


En una rueda de prensa posterior a la comisión, el consejero ha asegurado que esta medida, que implicaría que el Ayuntamiento prestara temporalmente el servicio y asumiera solidariamente la deuda de Pyrenalia, podría estar aprobada en “cuatro o cinco días” y, para ello, va a realizar una ronda de contactos con los grupos políticos.

LA OBSESIÓN

Dada la “obsesión” de PP, PSOE y Ciudadanos con mantener el servicio externalizado, esta opción es la única viable y, “por responsabilidad”, se comprometerá con ella aunque no sea la preferida del Gobierno, ha señalado.

Cubero, quien sigue apostando por la municipalización, ha puesto por delante que se garantice la continuidad del servicio y la estabilidad en el empleo después de que la postura mayoritaria fuera la de recuperar los pliegos de 2015, una opción que ha fracasado al no quedar ninguna empresa dispuesta a hacerse cargo de la deuda, junto a la inseguridad jurídica en el servicio tras el conflicto político respecto al servicio.

Ha reconocido que ZEC plantea un proyecto de municipalización pero que no cuenta con el apoyo de los grupos que le auparon a la alcaldía, en referencia al PSOE, y ha recalcado que continuar con la externalización es decisión de la oposición.

LOS NUEVOS PLIEGOS

Así, ha pedido ser “realistas”, ya que elaborar unos nuevos pliegos implicará entre cuatro y seis meses más en los que las trabajadoras seguirán sin cobrar y la deuda seguirá aumentando a razón de 20.000 euros mensuales, por lo que ese nuevo concurso “va a quedar desierto”.

Por tanto, la municipalización “ya no es una opción política” y sí “lo único que garantiza la solución al problema”, por lo que ha reclamado a la oposición que no siga con la “matraca” de que es una “obcecación” suya.

Sin embargo, Cubero tiene la sensación de que PP, PSOE y Ciudadanos no quieren que siga el servicio y que las trabajadoras mantengan su puesto de trabajo para echarle la culpa, ha lamentado. “No puede ser la única propuesta de la oposición que la culpa es del señor Cubero. ¿Ahora qué?”, ha dicho.

EL PP RECHAZA LA PROPUESTA DE CUBERO

Desde el PP, José Ignacio Senao ya ha rechazado categóricamente la solución porque cree que implica incumplir la ley aunque sea “solo unos días” y ha abogado por redactar unos nuevos pliegos, ya que la deuda la tendrá que asumir el Ayuntamiento subsidiariamente en cualquier caso.


Publicidad


En este sentido, ha adelantado que “seguramente” este conflicto va a derivar en responsabilidades patrimoniales que no dudarán en exigir, pero ha insistido en que lo más urgente ahora es resolver el problema de las trabajadoras con un nuevo pliego.

PSOE Y CIUDADANOS DUDAN

La socialista Marta Aparicio ha pedido a Cubero que no intente “externalizar” su responsabilidad y ha recordado que hay una medida cautelar que impide prestar el servicio mediante la subrogación de las trabajadoras.

Ha criticado también que ZEC no haga caso a sus propuestas, que pasan por crear un grupo de trabajo y elaborar unos “pliegos exprés”, ante lo que se comprometen a facilitar en todo lo posible el procedimiento.

Elena Martínez, de Ciudadanos, ha expresado que no ve “demasiado claro” el rescate temporal, aunque habría que ver cómo se resuelve. Por tanto, ha reclamado a Cubero que ponga en marcha lo que le han dicho “una y otra vez”: nuevos pliegos y un rediseño global del servicio de atención telefónica.