Sabado, 15 de Diciembre de 2018

El secretario general del PSOE en la provincia de Huesca presentó ayer, en la sede del partido en la capital oscense, su precandidatura para revalidar en el cargo al frente de los socialistas altoaragoneses.

Según informan fuentes del PSOE en un comunicado, el candidato, único que se ha postulado hasta el momento para el cargo, aseguró tras hacer efectiva su precandidatura que se presenta a la renovación “no por aspiración personal sino por un proyecto colectivo y compartido“.


Publicidad


Cosculluela, tras asegurar que compañeros suyos de partido le habían solicitado que volviera a presentarse para el cargo, destacó que el proyecto político promovido por la ejecutiva provincial ha contado con el apoyo de los votantes ante las urnas en sucesivas ocasiones.

El responsable socialista, expresidente de la Diputación de Huesca y de las Cortes de Aragón, explicó que la prioridad de su candidatura radica en dar prioridad a las reivindicaciones y necesidades de los ayuntamientos y de las comarcas altoaragonesas.

“Hemos sabido reivindicar para poder llevar a cabo los proyectos más necesarios para nuestros vecinos, y continuaremos demostrando que nuestra única prioridad es el Alto Aragón”, añadió.

Sin duda, la presentación de Cosculluela para el cargo reabre las heridas no curadas tras el Congreso Regional del partido en Aragón del pasado fin de semana. El vacío de poder de Javier Lambán en la provincia de Huesca es más que notable, una situación que pese a la conformidad oficial desconcierta al presidente aragonés de cara a las elecciones del 2019.

El líder del PSOE Aragón entiende, según su entorno más cercano, que en la recta final hacia las elecciones autonómicas debe reconfigurar un partido con dos sensibilidades -o corrientes- distanciadas. Por ello, junto a la ausencia de liderazgo en Zaragoza capital, Lambán es consciente que debe cerrar heridas y aproximarse al casi seguro líder del PSOE oscense Antonio Cosculluela.