Lunes, 17 de Diciembre de 2018

La concejal de Medio Ambiente y Movilidad, Teresa Artigas, ha trasladado a las Cortes de Aragón su decisión de prohibir el acceso de vehículos al entorno del Palacio de la Aljafería desde primeros del próximo mes de diciembre.

Coincidirá la medida con la conclusión de las obras de ensanchamiento de la acera de la calle Diputados y la puesta en servicio definitiva de las plazas de aparcamiento suplementarias en esa calle, que ya se habilitaron durante el pasado mes de julio.


Publicidad


A partir de esas fechas, sólo podrán acceder al recinto los coches oficiales acreditados como tales y los vehículos que vayan a efectuar operaciones de carga y descarga, ambos durante el tiempo mínimo imprescindible y en ningún caso durante más de 30 minutos.

Teresa Artigas, concejal de ZEC / AZ

Según comunica el Ayuntamiento en una nota, los vehículos oficiales accederán por la entrada de calle Diputados, facilitarán la bajada de sus ocupantes y deberán estacionar fuera del recinto. Por su parte, el acceso para carga y descarga se efectuará desde la Avenida de Madrid.

UN PALACIO ‘RODEADO’

Con esta decisión se resuelve el expediente abierto en septiembre de 2016, tras la petición del la Junta de Distrito de La Almozara y diversas entidades ciudadanas, para que el entorno de este Palacio, declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, quedase libre de vehículos.

En este tiempo, diversos servicios técnicos municipales (Movilidad, Infraestructuras, Policía Local, Turismo, Patrimonio y Parques y Jardines) elaboraron informes sobre la necesidad de eliminar la presencia de vehículos y sobre alternativas para facilitar esta medida.

Todos estos informes fueron remitidos en junio a la Mesa de la Cortes para que formulara propuestas sobre el modo en que se debería acometer la salida de los coches.

ARTIGAS DECIDE

La concejal de ZEC ha decidido hacer uso de las competencias municipales en materia de ordenación del tráfico, convencida de que con ello “se da cumplimiento a una demanda social y vecinal, y se toma una decisión cuya justicia está fuera de toda duda, ya sea por conservación del patrimonio, por imagen de ciudad, por excelencia turística, o por eliminación de privilegios”.

También ha recordado la existencia de numerosas alternativas de acceso al recinto, como “una amplia oferta de líneas de transporte público en el entorno, carril bici y estación Bizi, los aparcamientos habilitados en la calle Diputados, o los recursos de los grupos parlamentarios”.

No obstante, la concejal Artigas ha indicado que con esta resolución “no se cierra la posibilidad de seguir estudiando otras medidas que hagan más sencilla la salida de los coches”, ya sea a propuesta de la Cortes, de la Junta de Distrito o de entidades ciudadanas o vecinales.