Martes, 23 de Octubre de 2018

Zaragoza cuenta con un plan integral para impulsar el aragonés en la ciudad. Es, en palabras del concejal de ZEC, Fernando Rivarés, “un compromiso con nuestro patrimonio cultural como es la lengua aragonesa”.

La puesta en marcha de esta iniciativa ha sido presentada por Rivarés junto a la concejal de Chunta Aragonesista, Leticia Crespo. Con ella, el gobierno de ZEC busca “promover que la ciudadanía conozca y valore este patrimonio pero también que pueda utilizarlo”.

El plan impulsado contempla dos grandes líneas de actuación: “una dirigida hacia los vecinos” y otra interna, dentro de la propia institución municipal.


Publicidad


De cara a la ciudadanía, se va a trabajar en acciones de sensibilización que permitan no sólo salvaguardar el aragonés sino también divulgar su importancia histórica y contribuir a que se valore tanto la lengua como la cultura aragonesa como un patrimonio propio.

Dentro de esta estrategia se está trabajando, según fuentes municipales, en el diseño de una programación tradicional en aragonés para esta Navidad y para fiestas locales. Además se va a promover un Día de la Lengua Aragonesa, se fomentarán grupos estables de relación en torno al aragonés en los distritos y se desarrollará un programa intergeneracional sobre la realidad lingüística que muestre la rica herencia que nos ha dejado el aragonés.

RIVARÉS: “UN ORGULLO”

El edil de ZEC, durante la rueda de prensa, mostraba su satisfacción por el impulso de ZEC a un programa que pretende integrar el aragonés en el día a día de la ciudad. “Es un orgullo”, decía Rivarés, mientras enumeraba los programas o actuaciones que engloba dicho plan.

A su vez, Rivarés ha avanzado la creación de una escuela municipal del aragonés -en un futuro- para difundir la lengua. Sin embargo, ha asegurado que “es un proyecto, no un edificio”.

De cara a 2018 se planificarán también “actividades para niños y se trabajará en un convenio de colaboración con la dirección general de Política Lingüística” del Gobierno de Aragón para desarrollar actuaciones conjuntamente.

Por último, el tercer eje del plan busca “impulsar el uso del aragonés en diferentes ámbitos”. En este sentido, el Ayuntamiento de Zaragoza ha incorporado ya el aragonés a algunas de sus campañas de comunicación, como la del Comercio de Proximidad, la futura campaña de Navidad o el programa de las Fiestas del Pilar.

Además en estos momentos se está trabajando en la doble rotulación de 16 calles ubicadas en la margen izquierda y cuyos nombres responden a puntos de la geografía aragonesa.

En colaboración con el Patronato de Educación y Bibliotecas, se ampliarán los recursos sobre lengua aragonesa, se trabajará con los comerciantes para que puedan incorporar su uso en los nombres de los establecimientos y en sus servicios, y desde el Ayuntamiento se prestará un servicio de información y asesoramiento.

CHUNTA SATISFECHA

Leticia Crespo, edil de Chunta Aragonesista, ha reconocido el “impulso del buen trabajo desde la Oficina de la Lengua Aragonesa”, recordando el coste anual de 25.000 euros que “van a estar muy bien aprovechados”.

Respecto al plan impulsado por ZEC, a instancias de Chunta Aragonesista, Crespo ha aclarado que es justo el reconocimiento de la lengua aragonesa al ser “nuestro patrimonio cultural“.

E incluso, ante las posibles críticas de la oposición en próximos debates municipales, Crespo ha matizado que el impulso del aragonés en Zaragoza “no pasa por imponer nada”, sino porque “todos tengamos la posibilidad de conocer el aragonés porque Aragón es trilingüe“.

Actualmente, Zaragoza cuenta con más de 7.000 hablantes del aragonés de los 25.000 que hay en la comunidad, según datos del Instituto Aragonés de Estadística.