Sabado, 20 de Octubre de 2018

La losa de la ley en el flequillo

Pedro Santisteve, junto al comandante comunista Cubero y la teniente bicicleta Artigas, serán investigados por la Fiscalía. Sí, el gobierno buenista de la pulcritud, los abre ventanas y puertas a la gente -exclúyase ascensores-, aquellos que apuestan por el nudismo en la vida pública deberán responder por delitos penales ante la Justicia.

Qué cosas. Poco más de dos años han pasado para que la sombra del demonio encastado dilapide su discurso supremacista político del gobierno pulcro de la gente.

Los supuestos delitos suenan con fuerza. Prevaricación, acusación y denuncia falsa, ocultación de documentos públicos, mobbing al gerente de una empresa pública y falsedad documental. Todo este recibo se lo lleva el alcalde. El comandante comunista Cubero y la teniente bicicleta Artigas otro tanto con la acusación de los delitos de prevaricación y acoso laboral. 

“Poco más de dos años han pasado para que la sombra del demonio encastado dilapide su discurso supremacista político del gobierno pulcro de la gente”

Y el pesimismo en Zaragoza en Común ha caído como una losa en el flequillo de sus pretensiones. Y no es para menos. Con un alcalde que no sabe aún si quiere, puede o debe ser el candidato de ZEC en 2019, mi querido Cubero peleando en el sóviet de la municipalización o Artigas coordinando sus pedaladas políticas; los tres remueven con fuerza el hormigón del sálvese quien pueda.

Los que estamos en la barrera del redil político contemplamos con curiosidad cómo el gobierno que preconizaba con el buen hacer en política en poco más de dos años acumula diez supuestos delitos por denuncias varias.

Ahora bien, si eres de los comunes el argumentario es el siguiente: todo es una caza de brujas.

“El gobierno que preconizaba con el buen hacer en política en poco más de dos años acumula diez supuestos delitos por denuncias varias”

La brujería -no contemplada en el Código Penal- debe ser la capacidad de vender una ideología del 34 con un discurso político infantil al tiempo que buscas dilapidar todo lo hecho por aquellos que te precedieron. Y la brujería top es hacerlo disimuladamente, sin rubor y durante una campaña electoral.

ZEC tendrá su pira, la de las urnas reforzadas en el recuerdo de todo lo hecho -y deshecho– durante cuatro años. Y luego, si la mujer de la espada, la venda y la balanza entiende a bien, serán juzgados por aquellos delitos que salían de su boca para silenciar a sus rivales en campaña.