Viernes, 14 de Diciembre de 2018

El gobierno de ZEC, liderado por Pedro Santisteve, ha presentado su proyecto de presupuestos para el año 2018. Un presupuesto, en palabras del máximo responsable de las cuentas municipales, Fernando Rivarés, como “muy condicionado por los plurianuales y con menos deuda“.


Publicidad


Los dos ejes que destacan desde Zaragoza en Común sobre el presupuesto son: los plurianuales con un ciclo inversor de tres años -del 2017 a finales del 2019- así como la salida del plan de ajuste que favorece conseguir financiación ajena.

Las ocho grandes líneas del proyecto, en palabras de Rivarés, son la mejora de los servicios públicos, la apuesta por los barrios y el patrimonio en desuso, el refuerzo de las políticas sociales, la apuesta por políticas medioambientales, la consolidación de los presupuestos participativos, una mayor reducción de la deuda -de 856 millones a 690 millones- y una cultura que vertebre los barrios.

UNA DEUDA DE 690 MILLONES

El número que más destaca ZEC es el cuatro. Y es que, desde el gobierno municipal, trasladan las bondades del presupuesto aprobado en el día de hoy por aumentar un 4% más, respecto al año pasado. Concretamente, la cifra global del presupuesto es de 753 millones. Sin embargo, el presupuesto consolidado (presupuesto municipal más las sociedades públicas) asciende a 795,7 millones.

Respecto a los números que detallan la situación financiera del consistorio zaragozano, con el proyecto de presupuesto se amortizan 57 millones de deuda al tiempo que se captan hasta 24,8 millones de los mismo bancos. Por ello, apuntan desde ZEC que -según previsiones municipales- se reducirá la deuda en 33 millones durante el año 2018.

Hasta alcanzar, los 690 millones de deuda pública a final del año 2018. Un dato muy significativo si se compara con el nivel de deuda del año 2015: 856 millones. Otro de los datos que se detallan en el proyecto de presupuestos de Zaragoza es la bajada del pago de intereses a los bancos. En este caso, se reduce en un 4%.

“El único recorte en el que creemos”, según ha explicado Rivarés, es en los presupuestos de Alcaldía. Por ello, el gobierno ha presupuestado un descenso del 7,82% en las partidas de representación y protocolo.

La previsión estimada por parte del Gobierno de ZEC se sustenta, principalmente, en los ingresos por parte de los impuestos y tasas municipales. Así como el ingreso por parte del Gobierno de España, que todavía se desconoce pero se ha basado en la cifra del presupuesto anterior.

LAS CIFRAS

La partida de Movilidad se incrementa en un 3,5 % hasta los 67 millones, respecto al presupuesto anterior. Destaca en el computo general de sus partidas, el dinero destinado para el transporte de la ciudad con poco más de 3 millónes más. Junto al presupuesto del área que lidera Teresa Artigas, se contempla la partida presupuestaria para el estudio de viabilidad del tren-tran y de la línea 2 del tranvía, que serán sufragados mediante fondos europeos.

La concejalía de Servicios Públicos, encabezada por Alberto Cubero, verá incrementada la partida para la limpieza pública y tratamiento de residuos en un 5,84% hasta los 71,2 millones. En Derechos Sociales, dirigida por Luisa Broto, se contará con un presupuesto de 104,7 millones. Supone un incremento de 4,2% con el destacado refuerzo de las ayudas de urgencia dentro del plan de choque contra la crisis, hasta un 9,4 millones.

La inversión en vivienda pública, detalla el proyecto de presupuesto, crece en un 48,9% más. Una cifra que destaca por encima de la mayoría y destinada para la rehabilitación y mejora de la eficiencia energética. Por otro lado, las ayudas a la cooperación al desarrollo crecen en un 40%.

En el destino del dinero para los barrios, se destaca -entre otras partidas- la recuperación del patrimonio sin uso en dos millones de euros (la nacionalización de la capilla del parque Delicias, la imprenta Blasco o los baños judíos).


Publicidad


También se aumenta una partida de 70.000 para la reforma municipal del albergue, se implementan los 6 millones de euros necesarios para la reforma del Mercado Central o el casi un millón de euros para el campo de fútbol de Casetas con 961.000 euros.

Los presupuestos participativos se “consolidan” duplicando la cantidad hasta los 10 millones de euros. Se crea la Junta de Distrito Sur con una partida de 91.000 euros. También se refuerza el compromiso de ZEC en la lucha contra el cambio climático con 2,5 millones de euros.

En el área de Cultura, las subvenciones a proyectos culturales ascienden hasta los 500.000 euros.

¿HABRÁ CUENTAS?

Todo lo presentado por el gobierno de ZEC, por el momento, son intenciones. Ahora queda la tramitación formal -y las negociaciones informales- para dar luz verde al presupuesto del año 2018 con el apoyo de la mayoría municipal. El gobierno de ZEC entiende que sólo saldrán adelante con el apoyo de los partidos de izquierda, es decir, ZEC más PSOE y Chunta Aragonesista.

En palabras de Fernando Rivarés, será en el pleno municipal del 22 de Diciembre. Entienden desde el Gobierno de Zaragoza que la presentación de los presupuestos -sin negociación previa con los grupos de izquierda- es “una obligación”. Una aseveración, por parte de Rivarés, que contrasta con las críticas de PSOE y CHA que entendían más favorable sentarse antes de la presentación oficial.

“Todo gobierno aspira a que se apruebe a final de año el presupuesto para el próximo año. Ahora comienza al periodo de enmiendas y de la negociación. Hasta la feliz aprobación“, ha asegurado Rivarés.