Miércoles, 24 de Octubre de 2018

El servicio de Igualdad del Ayuntamiento de Zaragoza ha atendido en lo que va de año a 822 mujeres víctimas de violencia machista, un 6 % más que el año pasado, y 520 de ellas son nuevos casos.

La concejala de Igualdad, Arantza Gracia, cree que el incremento no se corresponde con un aumento de las denuncias, sino “probablemente porque hay más mujeres que se están atreviendo a pedir ayuda, que se han atrevido a dar el paso pese al miedo”.


Publicidad


Así lo señaló con motivo de la presentación en rueda de prensa del balance de las acciones desarrolladas en materia de violencia machista y de las actividades organizadas con motivo del Día Internacional por la Eliminación de la Violencia contra la Mujer el próximo 25 de noviembre.

La concejala advirtió de que la violencia machista no es solo los asesinatos o las agresiones físicas en el ámbito de la pareja, sino que se da en muchos escalones previos y lo es la trata, la prostitución, los vientres de alquiler, las agresiones sexuales, los recortes en educación y sanidad, dudar de su palabra ante un caso de violación, cobrar 400 euros menos que los hombres en la jubilación o la brecha salarial, entre otros.

Por eso, para Gracia el Pacto del Estado contra la Violencia de Género ha frustrado sus esperanzas porque sólo concibe la violencia en el ámbito de la pareja y no contempla, por ejemplo, la custodia de hijos de maltratadores.

El Ayuntamiento de Zaragoza destina 1,1 millones de euros a la atención a mujeres víctimas, sensibilización contra la violencia machista y promoción de la igualdad.

El programa de atención ofrece un apoyo integral y personalizado, con personal especializado y multidisciplinar que ayuda a facilitar un proceso de inserción social y laboral y que ofrece información de acogida, atención psicológica, social, educativa, jurídica, laboral y alojamiento en caso de necesitarlo.

En el ámbito de la atención social, además de prestar asesoramiento y elaborar un plan de intervención a las citadas 822 mujeres, durante este año se ha provisto de dispositivo de telealarma a 78 mujeres, se ha prestado asesoramiento laboral y social a 84 y se gestionan además ayudas económicas para cubrir necesidades básicas.

Al servicio de atención psicológica han acudido 270 mujeres, de las que 40 han asistido a grupos terapéuticos, y otras 210 y 206 menores han recibido apoyo educativo. Por su parte, el servicio de asistencia y orientación jurídica ha atendido 3.260 consultas, 454 relacionadas con violencia de género y otras violencias machistas.


Publicidad


El Ayuntamiento cuenta además con una casa de acogida que este año ha alojado a diecisiete mujeres y veintidós menores, también dispone de viviendas temporales a las que han accedido trece mujeres y once menores a su cargo y de una reserva de pisos de alquiler social que han utilizado seis unidades familiares.

A lo largo de este año se han realizado dos cursos de biodanza para mujeres víctimas de violencia de género y otros dos cursos de defensa personal, en los que han participado 53 y 62 mujeres, respectivamente.

La jefa del Servicio de Igualdad, Ana Gaspar, destacó que el perfil de las mujeres que sufren este tipo de violencia es heterogéneo y se da en todas las situaciones, formaciones educativas o nivel socioeconómico, pero sí presentan consecuencias comunes como falta de autoestima o depresión, de ahí que vean necesaria una atención multidisciplinar.

Gaspar avisa de que tampoco hay perfil del hombre maltratador y lo que se está tratando es de abrir la mirada a las actitudes machistas. Así, se está trabajando en institutos, y en los PIES, donde se está concienciando de la trata y prostitución en menores y de que su consumo es una agresión contra la mujer.