Martes, 11 de Diciembre de 2018

La devolución de los bienes de Sijena, las 44 piezas restantes que siguen retenidas en Cataluña, parece que no llegarán durante el tiempo que el Gobierno de España ejerce en funciones las labores de la Generalitat por la aplicación del artículo 155.

Desde el entorno del Ministro de Cultura, Iñigo Méndez de Vigo, afirman que la devolución de los bienes en este momento de “transición” hasta la constitución de un nuevo gobierno en Cataluña sería abrir “una guerra innecesaria” que podría complicar la situación política.

Sobre todo -reconocen las mismas fuentes- cuando desde el Museo de Lérida se ha insistido, en caso de que la Policía incaute las piezas de arte, que “habrá ciudadanos que organicen barricadas o sentadas pacíficas para evitar que entre la Policía”.


Publicidad


La escalada de tensión entre las dos comunidades se recrudece cada día conforme se acerca la campaña electoral hacia el 21-D. Aragón, sin paliativos, defiende la vuelta de los bienes de Sijena a Aragón por considerarse un “expolio” que carece de títulos de propiedad con sentencias judiciales.

LA OPORTUNIDAD

En la sentencia que esgrime Aragón, la jueza Carmen Aznar (recién sustituida por el magistrado Martín) argumentó que el monasterio de Sijena (Huesca), al ser Monumento Nacional desde el año 1923, implica que cualquier venta a esa fecha debe ser comunicado al Gobierno central. Una comunicación que, según reconoce la Justicia, nunca se hizo. Por lo tanto, la venta es “nula de pleno derecho“.

Con la aplicación del artículo 155, el magistrado Martín, del juzgado de primera instancia número 1 de Huesca, entendió que la intervención del Estado para imponer la legalidad en Cataluña suponía una oportunidad para se devuelvan las 44 piezas del tesoro artístico de Sijena.

Sin embargo, el ministro Íñigo Méndez de Vigo -responsable o ‘conseller’ de Cultura en Cataluña- se muestra reacio a que él sea la persona que ordene la devolución por la tensión electoral o la reacción que podría desencadenarse en Lérida.

En el pasado Consejo de Ministros, Méndez de Vigo reconoció que el caso de las obras de Sijena “es un tema muy controvertido entre ambas comunidades“. Y por ello, aseguró, “analizará con detalle el requerimiento judicial”.

EPISODIOS DE ENFRENTAMIENTO

El Ministro de Cultura, según fuentes del Gobierno, contestará en los plazos previstos pero sin marcar una fecha en concreto. La realidad es que el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, espera no interceder en exceso en los asuntos del Gobierno catalán hasta la configuración de un nuevo Gobierno.

Por otro lado, desde el Gobierno aragonés reconocen fuentes de la Consejería de Cultura que “el Ministro es consciente de la dificultad del asunto por sí genera episodios de enfrentamiento durante la incautación de los bienes por la Policía”.

Pese a ello, confían en que el ministro “cumpla con las sentencias así como defiende la legalidad en Cataluña con el 155”. Y junto a ello, lanzan un mensaje al líder del PP de Aragón -Luis María Beamonte- para que “presione a su partido sino se demostrará que el PP no tiene intención en cumplir las sentencias, y menos preocuparse por el patrimonio aragonés”.