Jueves, 18 de Octubre de 2018

Ciudadanos pide paso en Cataluña

El Teatro Tívoli volvió a ser el anfitrión de la presentación de la candidatura naranja. Ayer se cerró el círculo, once años después, de lo que ha sido la evolución de un grupo de valientes que decidieron hacer frente al nacionalismo catalán y que ahora están muy cerca de llegar al Govern para vencer en un terreno aparentemente hostil.

Y no es para menos, la tendencia al alza del Ciudadanos no hace más que incentivar la motivación para plantear un proyecto serio y esperanzador para las instituciones catalanas.

Recuerdo cuando Albert (Rivera) dio el salto al Congreso, y los focos en Cataluña se centraron en la figura de Inés. En este último año, un año especialmente duro, Inés (Arrimadas) ha crecido al ritmo de los votantes que escogían el naranja como alternativa al ‘procés’. Inés es la líder capaz de tirar de un equipo excepcional, liderando ese espacio huérfano hasta hace poco para muchos de nosotros.

“Inés ha crecido al ritmo de los votantes que escogían el naranja como alternativa al ‘procés”

Siento que estamos ante un proyecto ganador, un proyecto transversal y unitario que plantea soluciones a los que se ha abandonado por la corriente independentista, la gente. Un proyecto encabezado por una candidata plural capaz de gobernar por y para todos; y devolver a Cataluña a lo que un día fue. Ciudadanos no tiene mochila, Ciudadanos es presente pero también futuro.

Somos afortunados, estamos ante un reto político apasionante. Estamos ante la posibilidad de acabar con esa supremacía soberanista que ha mantenido a una mayoría silenciada durante años. Estamos ante la oportunidad de desbancar a aquellos que, como bien dijo Albert, tenían un discurso para Cataluña y otro para el resto de España porque el nacionalismo no entendía de unión.

“Estamos ante la posibilidad de acabar con esa supremacía soberanista que ha mantenido a una mayoría silenciada durante años”

Ahora tenemos ante nosotros un reto apasionante y la obligación de salir a ganar. Porque como dijo Fernando Savater: “Los súbditos son los que se preguntan qué nos va a pasar mañana y los ciudadanos somos los que nos preguntamos qué vamos a hacer mañana”. Saquen sus propias conclusiones del porqué nació en 2006 un proyecto llamado Ciutadans.