Lunes, 17 de Diciembre de 2018

Believe in Art, asociación cultural creada para llevar arte al Hospital Infantil, ha sido distinguida con el Premio de Solidaridad Proyecto Hombre de Zaragoza por su labor desarrollada en el centro sanitario.

La asociación cultural, liderada por las comisarias de arte Beatriz Lucea Valero y María Luisa Grau Tello, ha coordinado a más de 50 artistas que han donado su tiempo y su talento para llenar las habitaciones del Infantil de creaciones artísticas, cuentos e imaginación, humanizando las estancias y transformando unos espacios más amables para los niños ingresados.


Publicidad


La Fundación Centro de Solidaridad Zaragoza-Proyecto Hombre creó este premio hace nueve años para resaltar la labor solidaria de distintas iniciativas o personas.

Una asociación cultural creada para llevar arte al Hospital Infantil / DGA

Ahora se ha distinguido a Believe in Art, que comenzó su andadura en 2013, y que enfoca su labor solidaria en dos vertientes: talleres educativos y creativos dirigidos a niños hospitalizados e impartidos por diferentes profesionales de la cultura y, por otro lado, la realización de intervenciones artísticas en los distintos espacios del centro sanitario.

Así, han transformado las habitaciones de cuatro plantas de hospitalización (Cirugía Pediátrica, Oncopediatría, Unidad de Enfermedades Infecciosas y Pediatría), además de otros espacios comunes y trabajan en futuros proyectos.

La trayectoria de Believe in Art ha sido, además, muy valorada en el ámbito artístico. Así lo avalan la distinción de la Asociación Aragonesa de Críticos de Arte (AACA) en 2014 por su aportación a la difusión del arte aragonés y el Premio Procura (2016) a la mejor iniciativa cultural del año en Aragón por su introducción de la creatividad artística en el ámbito sanitario.

Entre los galardonados a lo largo de todos estos años destacan, entre otros, el periodista Gervasio Sánchez, la subinspectora Rosa Crespo (a título póstumo); el Comedor Social de la Parroquia de El Carmen, Postales desde el Limbo o el doctor José María Civeira, psiquiatra de la Unidad infantojuvenil del Servet y muy implicado en la atención a las drogodependencias juveniles.