Miércoles, 14 de Noviembre de 2018

El Gobierno de Aragón ha aprobado un plan para la prolongación en el servicio activo del personal de centros del Servicio Aragonés de Salud que habilita un sistema que permitirá a todos facultativos mantenerse en el servicio activo hasta los 67 años si lo desean y si cumplen unos determinados requisitos.


Publicidad


La medida, adoptada en el día de hoy en Consejo de Gobierno, ha dado luz verde a una de las medidas establecidas en el plan estratégico de ordenación de recursos humanos del Salud 2017-2020 ante el déficit de especialistas que se vive en Aragón, pero también en otras comunidades autónomas.

390 MÉDICOS EN EDAD DE JUBILACIÓN EN 2020

El consejero de Sanidad, Sebastián Celaya, ha explicado en la rueda de prensa posterior al Consejo de Gobierno que está previsto que en 2017 alcancen la edad de jubilación 123 profesionales, y que estos lleguen a 390 hasta 2020.

Los cálculos del Gobierno de Aragón son que se produzca por tanto un déficit de 86 plazas de especialistas y de 80 en médicos de familia por la jubilación, en esta área, de 322 profesionales, el 30 por ciento de la plantilla total de médicos de familia.

Celaya ha explicado que ya en el último Consejo Interterritorial del Salud se planteó este asunto del déficit de profesionales por parte de los representantes de varias comunidades y se creó una comisión en la que analizar las medidas que se podrían adoptar.

La de modificar la edad de jubilación de los profesionales es una competencia de las comunidades y, en este sentido, el actual Gobierno ha decidido revocar completamente la decisión que adoptó el ejecutivo PP-PAR en la ley de acompañamiento de los presupuestos de 2013 decretando la jubilación forzosa de todos los facultativos de 65 años en adelante, lo que provocó la pérdida de unos quinientos especialistas.

A ello se añadió la tasa de reposición impuesta por el Ministerio de Hacienda que impidió cubrir estas plazas. Pero este Gobierno de Aragón, ha recordado Celaya, decidió en abril de 2016 y en junio de 2017 permitir la prolongación de la edad de jubilación en determinadas especialidades.

¿Y LOS NUEVOS MÉDICOS?

No obstante, el Gobierno de Aragón, según ha explicado Celaya, no quiere que más del 60 por ciento de los profesionales que vayan a cumplir la edad de jubilación en la anualidad correspondiente decidan posponer su retirada, con el fin de no limitar la incorporación de nuevos profesionales procedentes de procesos selectivos.

Por eso, quienes estén interesados en prolongar su vida laboral tendrán que realizar la solicitud antes de que comience el año en que su jubilación se hace efectiva para así poder hacer una planificación real de los recursos humanos disponibles.

Si el número de solicitudes superara este porcentaje, el Salud priorizará la concesión para los puestos calificados de difícil cobertura.

El objetivo es dar a los profesionales una “estabilidad” y que tengan una “perspectiva completa” de su vida laboral, al no tener que decidir cada año en qué especialidades se permite prolongar la edad de jubilación.