Martes, 13 de Noviembre de 2018

La consejera de Educación y Cultura del Gobierno de Aragón, Mayte Pérez, quiere que Cataluña devuelva “ya” los bienes de arte religioso del Monasterio de Sijena (Huesca). Y por ello, le ha pedido al Gobierno de España que si es preciso recurrir a la fuerza policial “lo hagan“.


Publicidad


De esta manera se pronunció -ayer- la consejera tras conocer la decisión del Ministro de Educación, Cultura y Deporte, Íñigo Méndez de Vigo, de ordenar el cumplimiento de la sentencia para que los 44 bienes retenidos en el Museo de Lleida pendientes de devolución se retornen a Aragón.

“No me cabía duda que un Gobierno que va a Cataluña a restaurar la legalidad no puede hacer otra cosa con el cumplimiento de esta sentencia que la Generalitat ha incumplido reiteradamente”, declaró Pérez tras conocer la noticia por el Ministro personalmente.

La Consejera Pérez reconoce que es “una buena noticia pero no es la definitiva“. Por ello, desde la DGA aseguran que creen en la voluntad del Ministerio pese a su petición de tener “una información más concreta”. “Y que nos los devuelvan ya“, insistió.

¿QUÉ DÍA SERÁ LA DEVOLUCIÓN?

Sin mostrar pesimismo, advirtió que en Aragón “estamos ya descreídos de muchas problemas”. Por lo que confía en la devolución aunque “ya hemos visto las reacciones que tiene la Generalitat, no solo políticas sino técnicas”.

El Gobierno de Aragón explicó que le van a trasladar a Méndez de Vigo la información de que se dispone y que ya obra en el expediente de la Justicia relativa a los bienes y a su ubicación. Y le han ofrecido, según indicó la Consejera Pérez, el equipo técnico que desde ayer por la tarde trabaja en este asunto.

La Consejera insistió en requerir al Ministro a que diga “qué día” será la devolución “con el fin de tener todo preparado para que vuelvan los bienes” porque “cuanto antes se haga, nos ahorraremos muchas declaraciones y tensiones innecesarias”.

Mayte Pérez advirtió, por otro lado, de que esta devolución “no es una cuestión política, sino de justicia y de cumplimiento de la legalidad” y el “anhelo de una tierra, de las instituciones y de la sociedad civil que ha luchado por su patrimonio”