Martes, 13 de Noviembre de 2018

El Pleno de las Cortes aprobó ayer, gracias a una moción de Ciudadano, la elaboración en pocos meses un estudio del impacto del impuesto de Sucesiones en Aragón. El objetivo es que el informe permita minimizar los posibles efectos perjudiciales dentro de los márgenes de la prudencia financiera y la sostenibilidad de los servicios públicos.

Curiosamente, la propuesta ha salido adelante gracias a los votos del PSOE, Podemos, Chunta Aragonesista e IU. Y por el contrario, PP y PAR han votado en contra.


Publicidad


Durante la defensa de la moción, el diputado de Ciudadanos Javier Martínez insistió en que ya es hora de dar este “primer paso” y emprender una necesaria reforma del impuesto de Sucesiones.

MARTÍNEZ: “ES INJUSTO Y SE DEBE CORREGIR”

Para el diputado naranja, el apoyo a la moción supone un “cambio de actitud” por parte del Gobierno de Javier Lambán, quien incluso ha reconocido que “es injusto y se debe corregir“.

La intención de Ciudadanos es que se rebaje este impuesto “injusto” y solo se pague cuando la herencia supera el millón de euros.

A su juicio, el Gobierno “no puede ni debe hacer oídos sordos” ante el “clamor popular”, y por eso ha estimado que el informe que deberá elaborar el ejecutivo permitirá conocer quién paga, cuánto y quiénes no lo pagan porque tienen que renunciar a la herencia.

LAS DUDAS

El diputado del PP Antonio Suárez, insistió por su parte en que este impuesto afecta a algo “muy importante”, como es el patrimonio familiar, “una buena parte del cual” los ciudadanos no pueden dejar a sus hijos al morir debido a este tributo.

Por ello aseguró que “no se necesita ningún estudio“. Y explicó su voto negativo en que el estudio pueda dar un “balón de oxígeno” al Gobierno de Aragón para seguir sin hacer nada al respecto durante meses.