Martes, 13 de Noviembre de 2018

Pedro Santisteve ha encarado el debate del Estado de la ciudad, celebrado en el día de hoy, con poca autocrítica, elevando la tensión hacia los grupos políticos de la oposición y con la esperanza de pivotar su futuro político a la reactivación de la línea 2 del tranvía.

Un discurso de 55 minutos donde el primer edil de la ciudad ha elevado varias propuestas de futuro para Zaragoza. Sin embargo, todas ellas no han sido ampliadas más allá de un titular.


Publicidad


Un gran pacto del Ebro para recordar que “el agua no es una mercancía” al tiempo que remarcar como ciudad que “no caben trasvases”; la línea dos del tranvía este-oeste irá ligada a la reforma “demandada” de la Avenida Navarra; un plan de mercados de barrio con la construcción de 5 para los próximos diez años con un presupuesto de 15 millones.

A su vez, el alcalde Pedro Santisteve ha avanzado que los 8 millones de la Ley de Capitalidad -aprobada hace pocos días en las Cortes de Aragón- irán destinados a proyectos de inversión en la ciudad.

Por ello, Santisteve ha querido agradecer al presidente de Aragón -presente en el discurso del alcalde- su capacidad de “acuerdo” para promover un marco estable entre ambas instituciones. “Codo a codo, y de forma activa”, ha dicho Santisteve.

ELEVA EL TONO

Durante el tiempo del discurso, masticando las propuestas del gobierno de Zaragoza para el futuro de la ciudad, ha elevado el tono duramente contra la oposición. Principalmente, contra el PP y Ciudadanos.

El alcalde ha comenzado calificando al Partido Popular, concretamente a su portavoz Jorge Azcón, como “la política del ‘no”. Entiende Pedro Santisteve que la posición de los populares en el consistorio es de “poca utilidad” con una clara “carencia de proyecto político“.

E incluso le ha lanzado una petición al portavoz del PP. El alcalde le ha emplazado a asemejarse a otros líderes del PP que han sabido acordar con el oponente, e incluso, -ha dicho Santisteve- que deje de guiar al PP a una política de obstrucción.

Respecto a Ciudadanos, Santisteve ha llegado a calificar al partido naranja como “leales servidores del PP”. Y a su portavoz, Sara Fernández, le ha criticado que haga “seguidismo de Jorge Azcón”.

Junto a estas apreciaciones, Santisteve ha hecho una enmienda a la totalidad de la gestión de Ciudadanos: “Zaragoza no necesita un nuevo partido aragonés”. Un momento que ha levantado el murmullo de los asistentes.

LOS GUIÑOS A LA IZQUIERDA

El alcalde Santisteve es consciente de la debilidad municipal de su grupo -Zaragoza en Común- al contar tan sólo con 9 concejales. Un hecho que no es nuevo, pero se agudiza con la cada vez peor relación entre los ‘comunes’ y los socialistas.

Chunta Aragonesista (CHA) es el partido político más querido por el alcalde. Cree Santisteve que CHA “beneficia a la ciudadanía” con su forma de entender la política municipal sabiendo llegar a acuerdos con ZEC que se reflejan en la ciudad. Sin embargo, después de definirlos como “compañeros leales” ha criticado que adolecen de “algo de Mr. Hyde”.

Zaragoza en Común tiene una relación “turbulenta, agitada y alborotada” con el PSOE, ha sintetizado Santisteve. Por ello, entiende que después de años gobernando la ciudad tienen “un papel difícil” por la gestión de enmienda de ZEC en muchas políticas practicadas durante los últimos años.

“En sus manos está que no gobierne el PP”, le ha emplazado el alcalde Santisteve al portavoz socialista Pérez Anadón. Ha destacado los acuerdos que ha rascado ZEC al PSOE como un ejemplo de beneficio para Zaragoza. Entre ellos, la aprobación de los presupuestos municipales, el proyecto de revitalización de los antiguos depósitos del Pignatelli o las ordenanzas fiscales.

Y principalmente, en pleno momento de negociación de los presupuestos del 2018, Santisteve le ha pedido a Pérez Anadón que “ejerza de portavoz de un partido de izquierdas con ‘sí’ a los presupuestos“.