Martes, 11 de Diciembre de 2018

La familia de Víctor Laínez se presentará como acusación particular en el juicio por la muerte de este vecino zaragozano el pasado día 8 en la zona de copas de la calle Heroísmo y pedirá para el acusado, Rodrigo Lanza, que pasará mañana a disposición judicial, los delitos de asesinato y odio.


Publicidad


El abogado de la familia de la víctima, Juan Carlos Macarrón, ha explicado a los medios a la salida del velatorio en el cementerio de Torrero (Zaragoza) que su objetivo es imputar a Lanza el delito de odio “si se acredita que realmente el origen de la agresión fue la exhibición de un símbolo legal como la bandera nacional“, que Láinez portaba en sus tirantes el día de su muerte.

Supuestamente, fueron los tirantes con los colores de la bandera de España la causa de la agresión.

Asimismo, Macarrón ha aclarado que también tratarán de imputarle el delito de asesinato -en vez del de homicidio- porque considera que existe “alevosía” en la agresión, ya que, según ha explicado, se trata de “un ataque sorpresivo con un instrumento contundente y en una parte vital del cuerpo”.

Éste, presuntamente, se produjo cuando la víctima, de 53 años, estaba de espaldas y no podía defenderse, ha precisado.

Víctor Láinez / Cedida

El abogado de la familia también ha confirmado que las autoridades han localizado a un hombre que acompañaba a Lanza en el momento de la agresión en la calle Heroísmo y para el que, en función del contexto, tratarán de imputar un delito de omisión de socorro, o bien de encubrimiento.

“Si una persona ve que otra está en un estado de gravedad, tiene la obligación, como ciudadano, de alertar a las autoridades, y es evidente esas personas tuvieron que presenciar la gravedad de los hechos“, ha añadido Macarrón.

Además, el abogado ha confirmado que la Policía trata de localizar a otras dos mujeres que estuvieron presentes en el momento de la agresión, que se produjo a la salida de uno de los bares que la víctima frecuentaba habitualmente.


Publicidad


La investigación está pendiente del resultado definitivo de la autopsia que determinará cómo y con qué fue golpeada la víctima, pero el abogado ha confirmado a la prensa que los médicos atendieron a Laínez por “un fuerte traumatismo que provocó unos coágulos“.

La familia de Víctor Láinez organizará mañana el entierro en una ceremonia privada e íntima en Litago (Zaragoza), el pueblo de los padres de la víctima, y el viernes ya podrán acceder al expediente del caso para continuar preparando la acusación de un juicio que podría alargarse cerca de año y medio.

Mientras tanto, Macarrón confía en que Rodrigo Lanza permanezca en prisión provisional, ya que lo más seguro, ha dicho, es que el fiscal la solicite y el juez la conceda.