Viernes, 14 de Diciembre de 2018

El presidente de Aragón, Javier Lambán, indicó ayer que el retorno de los bienes de Sijena no se ha planteado jamás en la comunidad en el ámbito de una relación beligerante con Cataluña, a la que unen muchos lazos, pero ha dicho que el espíritu de concordia no puede llevarle a renunciar “a sus legítimos intereses”.


Publicidad


Lambán apuntó, en la visita al Monasterio de Sijena (Huesca) para conocer el estado de las 43 piezas devueltas por el Museo de Lérida, que este conflicto no debe determinar las relaciones entre ambas comunidades, que desea que sean “fraternales”.

EL RESPETO POR LA JUSTICIA

Lambán insistió en que Aragón es “respetuoso” con las decisiones de la justicia, cuyos tiempos “no son en modo alguno” los de la política.

Por lo que rechazó la imputación que se hace desde distintos sectores del independentismo de que el regreso de estas 43 piezas a Sijena se haya debido a la aplicación del artículo 155 de la Constitución en Cataluña.

Eso es mentira y radicalmente falso“, enfatizó Lambán. Al tiempo que apuntó que quien fijó la fecha de devolución de los bienes y la manera de hacerla fue un juez con una sentencia judicial dictada “libérrimamente sin ningún tipo de interferencia de los políticos o de las instituciones”.

Y agregó que las piezas han vuelto a su lugar de origen “como actuación de la justicia” y que “nada ha tenido que ver la política” en ello “salvo que algunos entiendan que es opinable el cumplimiento de las leyes y estar a un lado u otro del Estado de Derecho que nosotros defendemos“.

EL LUGAR DONDE “NUNCA DEBIERON SALIR”

En cualquier caso, Lambán insistió en que para Aragón es “un día de celebraciones” porque han vuelto “a casa” unas piezas que “nunca debieron salir”, lo que ha supuesto un “éxito sin paliativos” dado que la comunidad había hecho de esta reivindicación “la defensa de su propia dignidad“.

Javier Lambán, junto a la Consejera de Cultura, Mayte Pérez, y el alcalde de Sijena, Ildefonso Salillas / DGA

Un éxito que ha sido “de todos” y que representa la “unidad” de las fuerzas políticas e instituciones aragonesas, como lo ejemplifica la imagen del día de ayer con la presencia -en el monasterio de Sijena- de todos los portavoces de los grupos políticos.

El presidente anunció que el Gobierno de Aragón y el Ayuntamiento de Villanueva de Sijena continuarán con la tarea de recuperar el monasterio “en su conjunto“. Para lo que está pendiente el regreso de las pinturas murales de la sala capitular, en cuyo proceso judicial van a persistir.

RESPONSABILIDADES POR EL ‘MALTRATO’ DE LOS BIENES

Y a este respecto, indicó Lambán que el Gobierno de Aragón estudiará las acciones que puede desarrollar ante la “evidente negligencia” de algunas instituciones que han perdido bienes “por el camino o permitido que se deterioraran de manera absolutamente culpable”.

En referencia a la pieza que no ha llegado a Sijena, que se suma a dos que no regresaron el pasado año, o al mal estado de algunos de los bienes recuperados.

Y en este sentido, dijo Lambán que “visto lo visto, lecciones en cuanto a conservación de patrimonio de los conservadores de Cataluña” no puede aceptar “ninguna”.

“No nos suele ocurrir que se nos pierdan piezas por el camino; de las que salieron de aquí al menos tres de ellas no han regresado y a alguien tendremos que pedir responsabilidades“, apuntó, aunque ha dejado claro que será “en los próximos días”.