Miércoles, 14 de Noviembre de 2018

El Monasterio de Piedra, enclave singular en la comarca de Calatayud, ha finalizado los trabajos de restauración de la pintura mural con un alto valor iconográfico del siglo XVI situada en la fachada de la capilla del zaguán de la antigua portería.


Publicidad


Según han informado en nota de prensa, se decidió acometer la restauración de la pintura con el objetivo de recuperar su belleza original porque a lo largo de cinco siglos se había deteriorado y presentaba una gruesa capa de suciedad superficial y barnices oxidados que oscurecían las imágenes y no dejaban apreciar el dibujo o su cromatismo.

Gracias a esta minuciosa labor de limpieza mecánica y química, los visitantes podrán disfrutar del mural con sus colores originales e identificar a los personajes: la Virgen María, San Martín, San Benito, San Bernardo y San Jorge con el dragón.

La pintura mural del siglo XVI está en la fachada de la capilla del zaguán de la antigua portería / H.A

Con estos trabajos de restauración, el director general del Monasterio de Piedra, José Pont, ha explicado que han sido capaces de aportar a la obra “una perfecta armonía devolviéndole el esplendor que presentaba años atrás, antes de las sucesivas intervenciones agresivas que ha sufrido con el paso del tiempo”.

Asimismo, su compromiso por preservar el Monasterio de Piedra “implica trabajar por conservar cada uno de sus rincones y obras con el objetivo de continuar perpetuando el legado histórico y cultural para las futuras generaciones”, ha dicho.

La restauración de esta obra de influencias de estilo gótico internacional en pleno Renacimiento ha seguido los criterios científicos de conservación con el fin de respetar la historia material de la obra y el paso del tiempo.

Para ello, se ha atendido principalmente a aspectos estructurales o de fijación de la película pictórica inestable, con reintegraciones cromáticas mínimas para permitir la identificación de las escenas.

La restauración se ha llevado a cabo en los meses de octubre y noviembre con la finalidad de que estuviera finalizada de cara a la conmemoración del 800 aniversario del Monasterio de Piedra que se celebrará durante el próximo año 2018.