Miércoles, 17 de Octubre de 2018

El Hospital Clínico Universitario Lozano Blesa de Zaragoza ha aplicado una técnica pionera en la monitorización de la cirugía de tiroides y paratiroides para evitar las lesiones en las cuerdas vocales que se producían en el 10 por ciento de los pacientes que se sometían a estas intervenciones.

Los servicios de Neurofisiología Clínica, Anestesiología y Cirugía General han introducido este nuevo método menos invasivo que disminuye los riesgos de disfunción de los nervios y, en consecuencia, los trastornos de la voz y de la deglución después de estas cirugías, según han informado fuentes del Gobierno de Aragón.


Publicidad


Hasta el momento, se ha utilizado este nuevo método con éxito en 31 pacientes sometidos a tiroidectomía y cirugía de las glándulas paratiroides en el Hospital Clínico.


La técnica se basa en la colocación de un tubo endotraqueal provisto de electrodos que generan unos estímulos eléctricos para que los médicos puedan registrar las diferentes respuestas nerviosas durante toda la cirugía.

La doctora Vizmary Montes Peña del Clínico ha explicado en declaraciones facilitadas por el Gobierno de Aragón que “esta técnica fue ideada en el Hospital Monte Sinaí de Nueva York y tuvimos la inmensa suerte de poder entrenarnos con ellos durante este año para poder llevarla a cabo en nuestro hospital”.

“Las ventajas de esta técnica es que no es invasiva, nos proporciona respuestas absolutamente reproducibles, acorta los tiempos de quirófano, reduce los costes y tiene resultados posoperatorios inmediatos en los pacientes”, ha añadido Montes.