Martes, 11 de Diciembre de 2018

El Ayuntamiento de Villanueva de Sijena ha solicitado al Juzgado de Primera Instancia nº 1 de Huesca que autorice una nueva entrada del grupo de patrimonio de la Guardia Civil en el Museo de Lérida para obtener la pintura de la Inmaculada que no se encontraba entre las piezas devueltas el pasado día 11.


Publicidad


En un escrito remitido a la responsable judicial, el letrado del consistorio altoaragonés, Jorge Español, hace hincapié en que se prohíba la personación en la ejecución de la orden a representantes políticos tanto de Cataluña como de Aragón.

POLITIZACIÓN

Así, reclama que se aperciba con la imputación de un presunto delito de desobediencia a la autoridad judicial al político que esté en el Museo de Lérida o en el Monasterio de Sijena en el día establecido.

En un comunicado, Español lamenta la politización que se hizo el pasado día 11 de la ejecución de la orden de traslado de las 43 piezas finalmente devueltas al monasterio, al permitirse la presencia de responsables políticos tanto en el Museo de Lérida como en Sijena.

Considera “indebida” la presencia del alcalde de Lérida y del director general de Patrimonio de la Generalitat en el museo, así como de la consejera de Cultura en Aragón y de su director general de Patrimonio en Sijena.

Argumenta que en ámbitos judiciales esa presencia no gustó nada, y por lo tanto, no debe volver a repetirse, porque se trata de un asunto estrictamente judicial y no político, argumenta el letrado.

En consecuencia, “los políticos, de un signo u otro, aragoneses o catalanes, deben dar ejemplo y mantenerse al margen en señal de respeto a la independencia del Poder Judicial”.

Por esta razón, Español pide que el cuadro sea trasladado al monasterio “con las debidas medidas museísticas” a fin de que la secretaria del juzgado haga entrega de la obra a las partes a través de sus representantes legales, procuradores y abogados.