Miércoles, 21 de Noviembre de 2018

El Secretario de Estado para las Administraciones Territoriales, Roberto Bermúdez de Castro, y exconsejero del Gobierno de Rudi (PP), aseguró ayer que la devolución de los bienes de Sijena se podría haber llevado a cabo “unos días después” de cuando se hizo y “no hubiera pasado nada“.


Publicidad


En una entrevista a Radio Huesca, Bermúdez de Castro también se refiere a la situación que ha vivido en Cataluña, en donde ha sido una de las personas encargadas de hacer efectiva la aplicación del artículo 155, y así, ha afirmado que la información que dan medios públicos como TV3 o Catalunya Radio ha contribuido a fracturar a la sociedad catalana.

TV3 Y CATALUNYA RADIO

“Por culpa en gran parte de la información que llevan recibiendo -los catalanes- de medios públicos pagados por todos, porque allí lo de TV3 y Catalunya Radio es una vergüenza, muchos creen que la única salida es que haya un país independiente, y todo el mundo sabe que eso es inviable”.

Y añadió: “Cuando esa gente quiere llevar a los españoles a una situación crítica y de absoluta fricción, es muy complicado dialogar”.

Bermúdez de Castro: “Lo de TV3 y Catalunya Radio es una vergüenza”

LOS 43 BIENES DE SIJENA

Sobre uno de los asuntos que en los últimos días ha podido tensar más esa situación, la devolución al Monasterio de Villanueva de Sijena de 43 bienes artísticos hasta hace poco depositados en el Museo diocesano de Lérida, el número dos del Ministerio de Presidencia y de Relaciones con las Administraciones Territoriales opinó que “hubo gente que jugó a ganar cuatro votos“.

Eludió concretar a quién se refería con esa acusación, pero sí recalcó que el ministro de Educación, Cultura y Deporte, Íñigo Méndez de Vigo, responsable aún de las competencias culturales de la Generalitat precisamente como consecuencia del artículo 155 de la Constitución, actuó en todo momento con “lealtad y normalidad“.

Bermúdez de Castro, en cambio, manifestó que en la devolución de los bienes de Sijena “se forzaron ciertas cosas de manera innecesaria”.

Al tiempo que deseó que se recuperen los demás bienes que reclaman otras zonas de la provincia oscense.

El secretario de Estado, nacido en Huesca y mano derecha de Soraya Sáenz de Santamaría, subrayó que las obras “iban a venir tarde o temprano, no necesariamente el día en que vinieron”.

Por ello, hizo hincapié en remarcar que “podían haber venido unos días después y no hubiera pasado nada“. “Creo que se precipitaron las cosas innecesariamente”, incidió.

Con todo, explicó que “los bienes están donde tienen que estar” y que él, en relación con la operación, tiene la conciencia “súper tranquila“.