Sabado, 20 de Octubre de 2018

Los amigos de José Luis Iranzo, el civil asesinado por Igor ‘el Ruso‘ hace pocas semanas en Andorra, han pedido una reunión con el subdelegado del Gobierno en Teruel, José María Valero, para recabar información por las “decisiones tomadas” sobre el operativo desplegado antes de que “Igor el ruso” asesinara el 15 de diciembre al ganadero y a los guardias civiles Víctor Romero y Víctor Caballero.

En el escrito presentado hoy en la Subdelegación en Teruel, los amigos del ganadero asesinado han expuesto que solicitan la reunión “tras el paso de los días y ante la falta de información y la falta de respuestas” y después de las declaraciones que han aparecido en los medios de comunicación, tanto del delegado del Gobierno en Aragón como del subdelegado del Gobierno en Teruel.


Publicidad


Por todo ello han pedido una reunión “de forma urgente” para hablar sobre “todo lo acontecido” y sobre las “decisiones tomadas“, además de pedir “explicaciones” sobre las declaraciones vertidas en los medios de comunicación.

DECLARACIONES CONTRADICTORIAS

En ese sentido, el portavoz de la plataforma, Javier Artigas, ha dicho ante los periodistas que no les consta que en los días posteriores al ataque de Norman Feher, alias “Igor el ruso”, a dos vecinos de Albalate del Arzobispo (Teruel) el 4 de diciembre se recomendara a los ganaderos y agricultores de la zona que no salieran al campo, tal y como han asegurado después distintos responsables políticos.

Artigas ha lamentado también que no hayan tenido ninguna respuesta ni explicaciones de las decisiones tomadas tras el ataque a los vecinos de Albalate y el despliegue del operativo policial, que sospechan que no fue el adecuado.

Por todo ello se muestran “indignados”, porque en su opinión “parece que lo quieran dejar pasar” y lo que creen es que “tienen que dar explicaciones”.

De momento no contemplan personarse en el caso judicial pero seguirán insistiendo para conocer las decisiones que se tomaron aquellos días.

Así, Artigas ha recordado que habló con José Luis Iranzo pocos días antes de su asesinato y le comentó que estaba habiendo muchos robos en la zona, que se vinculaban con el autor del ataque a dos vecinos de Albalate unos días antes.

“Sentimos que como estamos en pueblos pequeños, en el medio rural, no se nos tiene la misma consideración” y por ello ahora, no sienten miedo, ha dicho, sino “rabia”.

HAY MUCHAS INCÓGNITAS

A los amigos de Iranzo les ha acompañado Cristóbal Soria, portavoz de la Asociación Unificada de la Guardia Civil (AUGC), que ha dicho ante los medios que hoy mismo tenían previsto personarse en el caso que instruye el Juzgado de Alcañiz (Teruel) por los tres asesinatos como acusación particular y acusación popular.

Se ha quejado también de que no han recibido ninguna explicación sobre el operativo y “hay muchas incógnitas“, por lo que ha explicado que se han personado por las familias y para “esclarecer los hechos”.

Ha criticado que la provincia de Teruel tiene “unas limitaciones terribles en seguridad” y que “cada vez hay menos medios“, en lo que ha calificado como una situación de discriminación respecto a ciudadanos.

Estos pocos medios se traducen, por ejemplo, en que haya que recurrir a agentes de varios puestos para poner en marcha una patrulla porque “no hay capacidad de personal”.