Miércoles, 12 de Diciembre de 2018

El silencio del Gobierno de Aragón (PSOE-CHA) sobre la demandada revisión del Plan Aragonés de Saneamiento y Depuración (PASD) comienza a ser crónico.

El megaproyecto para trufar la comunidad aragonesa de depuradoras -emprendido durante la legislatura de Marcelino Iglesias (PSOE) en 2009 y con Alfredo Boné (PAR) como su principal ideólogo- está envuelto en un mar de dudas financieras, críticas sociales y una constante fiscalización política.


Publicidad


EL BOOM SIN ESTALLAR

El plan urdido para fomentar un auténtico boom de la construcción disfrazado de depuradoras, con un coste superior a los mil millones de euros, fue denunciado por la Cámara de Cuentas -según publicó El Español– por su insostenibilidad financiera y su falta de cumplimiento en la ejecución.

Depuradora en el Bajo Cinca / iAgua

Un disparate urbanístico que, en los próximos meses, se deberá desmenuzar en la Comisión de Investigación impulsada por Podemos en las Cortes de Aragón. En ésta, todo está por ver y por escuchar.

Y tendrá su eco más allá de las paredes del parlamento aragonés.

No sólo por la repercusión económica -del citado plan de depuración- que asfixia a cientos de municipios aragoneses, sino por el polémico Impuesto de Contaminación de las Aguas (ICA) que cuenta con una fuerte oposición ciudadana a su cobro en Zaragoza.

PODEMOS SEÑALA LOS TRIBUNALES

Sin embargo, antes de conocer las conclusiones de la Comisión de Investigación o las declaraciones de todos los comparecientes, Podemos ha dado un paso más en sus acusaciones de presuntas sombras de corrupción.

El líder de Podemos en Aragón, Nacho Escartín, en la comisión de Desarrollo Rural y Medio Ambiente -celebrada ayer- sobre los presupuestos de la DGA, lanzó una enmienda a la totalidad de la gestión del Consejero de Medio Ambiente, Joaquín Olona, respecto a la modificación del plan de depuración.

Escartín definía el plan de depuración del gobierno de Marcelino Iglesias (PSOE) como “una nefasta gestión que nos ha endeudado de por vida, y que esperemos que acabe en los tribunales“.

Una aseveración que adelanta la contundencia que mantendrá Podemos durante la Comisión de Investigación sobre el Plan Aragonés de Saneamiento y Depuración.

Nacho Escartín, secretario general de Podemos Aragón / Cortes de Aragón

La “estafa” del plan ideado en la legislatura PSOE-PAR (2007-2011) continúa, a juicio de Podemos. El dirigente morado cree que el Gobierno de Aragón no remata la modificación integra del plan de depuración, tal y como les exige Podemos.

Escartín destacó que, a juicio de Podemos, el Gobierno de Aragón debe renegociar los contratos con las concesionarias, realizar un presupuesto del coste de la modificación del plan o ejecutar un modelo viable del futuro Instituto Aragonés del Agua (está en extinción para convertirse en dirección general), entre otras peticiones.

FUERTE NEGATIVA

Y por último, la ‘pirámide de la depuración’ tiene una pieza que comienza a ser un quebradero de cabeza para el Gobierno PSOE-CHA: el ICA.


Publicidad


El impuesto de Contaminación de las Aguas (ICA), que según el informe citado de la Cámara de Cuentas reconoce que es imprescindible para la financiación del plan de depuración, empieza a tener una fuerte negativa a su pago.

Concretamente, más de 7.000 zaragozanos han iniciado la reclamación del impuesto.

Junto a la movilización ciudadana, impulsada por la Unión de Consumidores y la Red Pública del Agua, está la presión política que ejerce el Ayuntamiento de Zaragoza -gobernado por ZEC- en contra del impuesto.