Jueves, 15 de Noviembre de 2018

La titular del Juzgado de Primera Instancia nº 1 de Huesca ha requerido al ministro de Cultura Íñigo Méndez de Vigo, bajo el apercibimiento de incurrir en un delito de desobediencia, a que entregue en un plazo de dos días un cuadro del Monasterio de Sijena pendiente de devolver a Aragón.

“ESTO ES UN ATRACO”

El requerimiento está planteado en una providencia en la que la responsable judicial acuerda enviar al fiscal una fotografía de prensa del pasado 11 de diciembre en la que el director general de Patrimonio de la Generalitat, Jusep Boya, alza sus dos brazos a las puertas del Museo de Lérida.

El dirigente independentista, mediante la aplicación del artículo 155, depende estrictamente del Ministro de Cultura en condición de conseller de la Generalitat.


Publicidad


La imagen, publicada en diario digital Ara, está capturada durante la operación de traslado de las piezas de Sijena a su ubicación original, frente a un grupo de manifestantes que portan una pancarta con el lema “Manos arriba, esto es un atraco“.

La juez, a instancias del escrito remitido el pasado día 4 por el representante legal del Ayuntamiento de Sijena, Jorge Español, para denunciar estos hechos, resuelve enviar la imagen a la fiscalía “por si se hubiese podido incurrir en algún tipo de responsabilidad por parte del director del Patrimonio Cultural de la Generalitat”.

En relación al requerimiento hecho al ministro, la responsable judicial ordena trasladar la orden a Méndez de Vigo, como responsable de Cultura de la Generalitat en virtud de la aplicación del artículo 155 de la Constitución, a través de un exhorto al Juzgado Decano de Madrid.

EL RECHAZO DEL MUSEO DE LÉRIDA

La decisión judicial se produce unos días después de enviar el representante legal del Museo de Lérida un escrito a la jueza en el que rechaza la entrega voluntaria de la pieza, un cuadro religioso de la Inmaculada, y le insta a habilitar los medios necesarios para que los demandantes puedan recuperarla.

El letrado del Ayuntamiento de Sijena ha valorado la decisión de la responsable judicial acerca del director general de Patrimonio Cultural de la Generalitat, pues, argumenta, se trata de una medida destinada a “poner fin a estos actos de algunos políticos que no reflejan ningún respeto hacia las resoluciones judiciales“.

Recuerda que el traslado de las piezas de Sijena del pasado día 11 de diciembre fue un acto “exclusivamente judicial” del que ninguna autoridad política “puede burlarse”.

Español lamenta los ataques “injustos e indebidos” hechos desde distintos sectores del independentismo catalán contra los magistrados aragoneses que han intervenido en el litigio.

Considera, por tanto, que la decisión de la juez de Huesca de enviar al fiscal la imagen de Jusep Boya con los brazos en alto puede favorecer el poner fin “a toda esta premeditada campaña que intenta erosionar el prestigio y el buen nombre del Poder Judicial.