Jueves, 18 de Octubre de 2018

El alcalde de Zaragoza, Pedro Santisteve, ha asegurado que el folleto que da consejos sobre cómo consumir drogas de una manera eficiente -y cuyo contenido ha criticado PP y Cs- “no está destinado a un público joven sino a educadores y médicos de salud comunitaria”.


Publicidad


Santisteve, en respuesta a preguntas de los medios acerca de la polémica creada por la difusión de este folleto, ha acusado al portavoz municipal del PP, Jorge Azcón, de “distribuir” el contenido de la guía después de que ayer denunciara su contenido en rueda de prensa y de manifestar en ella que incitaba al consumo entre la población joven.

Aunque ayer el Ayuntamiento negó que promoviera el consumo, y destacó que su finalidad era ofrecer una herramienta con base científica sobre los efectos adversos que provocan los estupefacientes, Santisteve ha añadido hoy que el documento “no está destinado al público joven“.

Ha negado que el consistorio vaya a retirar los 650 ejemplares distribuidos -con un coste de casi 2.000 euros-, que son “un trabajo a disposición de profesionales que saben que es material sensible”.

A su vez, ha negado que se haya repartido entre las casas de juventud y los centros municipales.

El folleto municipal sobre cómo consumir drogas, en un centro municipal / H.A

Sin embargo, según ha podido saber este periódico, la memoria del citado folleto sí que recoge que los lugares de información -y dónde se desarrollarán actividades- serán las Casas de Juventud municipales, los Centros Cívicos o la oficina del PICH.

Es decir, la difusión del folleto está abierta a toda la ciudadanía y sin ninguna restricción para su lectura.

* Consulte la memoria del folleto municipal sobre las drogas: Expediente Folleto Drogas Zaragoza

NUEVAS FORMAS PARA REDUCIR RIESGOS

Santisteve ha pedido al portavoz popular que sea “más honesto” y mire lo que hacía cuando era concejal de juventud, al tiempo que ha reivindicado la respuesta que se da desde el tejido asociativo de la ciudad a políticas que son “muy cuestionadas”.

Ha defendido, por ello, nuevas formas de abordar la reducción de riesgos derivados del consumo de drogas.

Y lo ha hecho antes de aseverar que España es un país “con poca memoria”, pues muchos jóvenes han fallecido por consumo de drogas.

Por esta razón, ha lamentado que no se tenga en cuenta “cómo a costa de la salud de jóvenes desinformados” se hace negocio.