Miércoles, 14 de Noviembre de 2018

No podría ser de otra manera. El futuro AVE de bajo coste ‘EVA’ no puede pasar de largo por Aragón. ¿En qué cabeza cabe? No sería admisible ni justo sino otro desprecio inaceptable y una discriminación más a los aragoneses.

No podemos acostumbrarnos a titulares de prensa como el siguiente: “Un ‘tamagotchi‘ deja tirados a 17 viajeros que iban de Teruel a Zaragoza al no poder arrancar por el frío” (6/12/2017). Lamentablemente del 23 de mayo de 2017 hasta esa fecha se averiaron ocho de estos trenes obsoletos.


Publicidad


La noticia sobre el anuncio de Renfe que prepara para el año que viene un AVE ‘low cost’ Madrid-Barcelona sin aclarar si iba a parar en Aragón puso en alerta, como no podía ser de otra manera, a la fuerza del poder político, mediático y empresarial.

Cuyas reacciones favorecieron que en unas cuantas horas Renfe haya matizado su primitivo anuncio “indefinido” explicando que el servicio de ferrocarril de alta velocidad para 2019 tendrá parada en Zaragoza tras la fase piloto.

“¿En qué cabeza cabe? No sería admisible ni justo sino otro desprecio inaceptable y una discriminación más a los aragoneses”

Hay que exigir a Renfe con la misma contundencia que diga fechas para que no nos veamos en poco tiempo con posibles sorpresas desagradables.

Personalmente, como presidente de un partido político que apuesta por la vertebración territorial imprescindible para ganar desarrollo y futuro, y EVA tiene ese carácter, defiendo que deberían estar incluidas las paradas en Zaragoza y Calatayud en los planes de Renfe desde el minuto uno de la puesta en marcha de la línea. Eso sería lo justo.

Exijo a Renfe que cumpla escrupulosamente con su obligación de servicio público dejando en segundo término los criterios economicistas.

Al ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, le pido que esté al tanto para que ninguna nueva decisión perjudique a Aragón y al consejero de Vertebración Territorial del Gobierno de Aragón, PSOE-CHA, José Luis Soro, que se emplee a fondo para que se garantice en toda la Comunidad Autónoma un servicio ferroviario en condiciones.

“Defiendo que deberían estar incluidas las paradas en Zaragoza y Calatayud en los planes de Renfe desde el minuto uno. Eso sería lo justo”

Que seamos pocos, y con escaso peso en las Cortes Generales, no quiere decir que tengamos que ‘tragar’ con los viejos ‘tamagotchi’ lentos e incómodos, que ofrecen un servicio deficiente e inaceptable ni que tengamos que aceptar que pasen de largo los trenes de alta tecnología de bajo coste.

*Arturo Aliaga es presidente del Partido Aragonés (PAR) y portavoz en las Cortes de Aragón.