Domingo, 18 de Noviembre de 2018

Un 88,94% de los delegados asistentes al Congreso Provincial del PSOE Zaragoza han ratificado a Juan Antonio Sánchez Quero, presidente de la Diputación Provincial de Zaragoza (DPZ), como secretario general y a su ejecutiva, compuesta por 19 hombres y 16 mujeres “jóvenes” y “con experiencia“.

Los socialistas zaragozanos se renuevan de esta forma de cara a 2019, año electoral en el que aspiran a conservar el Gobierno autonómico, las comarcas, municipios y la diputación provincial, donde gobiernan, y a devolver al partido al “histórico liderazgo” que ha venido ejerciendo en la ciudad de Zaragoza y que perdió en 2015.


Publicidad


Entre los nuevos miembros de la Ejecutiva Provincial destacan la alcaldesa de Ejea de los Caballeros y vicepresidenta de la DPZ, Teresa Ladrero, nueva vicesecretaria general, y el secretario general de la Federación Aragonesa de Municipios Comarcas y Provincias (Famcp), Martín Nicolás, que será el secretario de Organización.

UNA IZQUIERDA “RENOVADORA E INTEGRADORA”

En su discurso, ya como líder de los socialistas zaragozanos, Sánchez Quero ha comenzado agradeciendo el legado dejado por el secretario general saliente, Martín Llanas, quien ha asegurado que “va a seguir siendo un referente político”, a lo que se ha sumado el líder regional, Javier Lambán, quien ha dicho que, a pesar de haberse equivocado “muchas veces” en sus designaciones, acertó en su nombramiento.

Sánchez Quero ha transmitido que el PSOE tiene “la confianza de la gente“, a la que hay que responder con “cercanía” y “eficacia” y desde una izquierda “moderna, renovadora e integradora”.

Ha centrado buena parte de su intervención en el riesgo de despoblación que sufren algunas de las comarcas de la provincia, que se encuentran entre las más despobladas y envejecidas del país, para lo que ha apostado por el empleo a través del impulso de las políticas agrarias y de las infraestructuras para apoyar a los emprendedores que inicien nuevos proyectos de inversión en el territorio.

Javier Lambán, junto al número 2 del PSOE José Luis Abalós (centro) y el nuevo líder del PSOE Zaragoza Sánchez Quero (dcha) / PSOE

En este sentido, ha protestado porque “han pasado demasiadas décadas” esperando a proyectos de desarrollo basados en el agua, como el pantano de Lechago, que ha considerado “inadmisible” que no se le saque partido pese a estar finalizado, o Mularroya o el recrecimiento de Yesa.

En cuanto a las infraestructuras, ha tachado de “insoportable” la distancia que hay por carretera entre Zaragoza y algunos puntos de la provincia, así como de “inconcebible” que no se hayan producido todavía los desdoblamientos de la N-232 y de la N-II entre Alfajarín y Fraga.

En definitiva, el recién elegido secretario general provincial ha descrito esta época que llega como llena de “retos” que han de abordarse desde abajo, desde los municipios, por lo que ha exigido acabar con la “asfixia financiera” y los “injustos yugos” a los que el Gobierno central somete a los ayuntamientos.

Del mismo modo, ha instado a responder al “clamor ciudadano” que exige administraciones más sencillas, baratas y útiles, que a su juicio debe hacerse reforzando el poder de los ayuntamientos.

ARAGÓN, “EL LABORATORIO DE UNA NUEVA SOCIALDEMOCRACIA”

Este congreso provincial, que ha sido el último de todos los que el PSOE ha celebrado a lo largo de toda España, ha contado con la presencia del secretario de Organización federal, José Luis Ábalos, quien ha animado a trabajar “todos unidos” en un año electoral en una situación política “compleja”.

Lambán, por su parte, ha subrayado que, frente a la “ambición y vanidad desmedida” de algunos, que pone en riesgo a las organizaciones, Sánchez Quero destaca por su modestia, y ha aprovechado también para trasladar su “lealtad, afecto y amistad” al líder nacional, Pedro Sánchez.

Ha pedido a los militantes que trabajen “a destajo” para explicar a los ciudadanos “con orgullo e inteligencia” lo que se ha hecho durante esta legislatura, además de a preparar programas electorales y candidaturas, que serán la “piedra de toque” del éxito o fracaso en mayo de 2019.

Asimismo, ha repasado los logros del Gobierno que encabeza, como la recuperación de los servicios públicos, la lucha contra la despoblación, ser la primera autonomía que firma un Pacto por la Ciencia o que Aragón sea la Comunidad que más ha disminuido su paro en los últimos dos años, lo que la coloca como la primera que podría alcanzar el objetivo del pleno empleo.

En cuanto a los propósitos, ha resaltado la necesidad de acabar con la desigualdad, en especial la que hay entre hombres o mujeres, o que Aragón sea “laboratorio de una nueva socialdemocracia“, comprometida con la innovación y que vea la globalización como una oportunidad para una comunidad “talentosa y creativa”, además de trabajar por la reconciliación en “este gran país” y convencer a los más de dos millones de catalanes que optan por salir de España.