Jueves, 15 de Noviembre de 2018

El ‘golpe’ del alcalde Pedro Santisteve (Zaragoza en Común) al minimizar la representación de la oposición en las sociedades municipales está generando un cruce de descalificaciones hacia el gobierno que evidencian su soledad política. Desde una “decisión caciquil” a que la decisión propicia “el fin de una legislatura negra”, desde el PP hasta Chunta Aragonesista. Toda la oposición critica a Zaragoza en Común.

Y con una dialéctica dura se ha referido a la decisión de ZEC el portavoz de Chunta Aragonesista, Carmelo Asensio, tras una reunión extraordinaria de la oposición. Los escenarios están más abiertos que nunca, menos uno. La moción de censura ha sido descartada tajantemente por los partidos de izquierda.


Publicidad


Carmelo Asensio lo avisaba: “Con Chunta no habrá ninguna moción de censura para que la derecha gobierne la ciudad“. Sin embargo, una de las decisiones tomadas por todos los grupos políticos en el día de hoy será la salida de éstos de los consejos de administración de las sociedades municipales tras el ‘golpe’ de ZEC.

El edil nacionalista confirmaba que con la decisión tomada, “ZEC ha dado por terminada la legislatura“. Y sentenciaba: “Esta legislatura está muerta. Será una legislatura en negro. En luto por la democracia, por no respetar el voto popular y por romper los acuerdos de todos los grupos políticos”.

“Con Chunta no habrá ninguna moción de censura para que la derecha gobierne la ciudad”

Entiende Asensio que la decisión de ZEC recortando la representatividad de los partidos de la oposición es una clara evidencia de que ZEC “ha recortado los derechos políticos“.

Sin embargo, la pelota está en el tejado del alcalde. Según ha avanzado Carmelo Asensio, mañana los partidos de la oposición han pedido una reunión extraordinaria -junta de portavoces- con el alcalde Santisteve para que “rectifique“, y analizar “la delicada situación”.

Otra de las incógnitas despejadas por Chunta Aragonesista es su posición respecto a los presupuestos de Zaragoza, que deberán aprobarse el próximo día 26 de febrero. Asensio entiende que “se han roto todos los acuerdos”, y por tanto, los presupuestos están en el aire, respecto al voto de Chunta Aragonesista que otorga la mayoría de izquierdas en el consistorio.